Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Nuestra experta ha elegido el modelo Philips Hue como el mejor sensor de movimiento de los cuatro analizados por su diseño y porque ofrece una experiencia de uso muy completa.

Aunque no todos los hogares se pueden permitir la instalación de sistemas domóticos avanzados, existen distintos dispositivos que son de gran utilidad a la hora de automatizar cierto tipo de tareas. Este es el caso de los sensores de movimiento que gracias a la tecnología que incorporan, y como indica su propio nombre, se activan cuando detectan presencia dentro del espacio donde se han instalado.

Una de sus posibles aplicaciones son los sensores de movimiento para luces. Lo que hacen es que si nosotros, por ejemplo, entramos en una habitación la luz se encenderá automáticamente y se apagará de igual modo al irnos; integran, para ello, un ajuste de tiempo. Así, además de ahorrar energía, ayudan a que el consumo de electricidad se reduzca (y con ello la factura a pagar) sobre todo si nos despistarnos con facilidad y olvidamos apagar el interruptor cuando ya no nos hace falta.

¿Qué modelos hemos probado?

Se ha fijado un presupuesto máximo de 35 euros. Los sensores de movimiento para la luz elegidos son los siguientes: deleyCON MK897 (8,25), ChiliTec 21251 (7,75), Philips Hue sensor de movimiento (9) y Omeril OMFLZ-LD050-WH (7,25).

Al analizarlos se han tenido en cuenta ciertas consideraciones como las siguientes:

– Materiales: se ha tenido en cuenta la calidad y la construcción del sensor de movimiento para garantizar la durabilidad del dispositivo y que su rendimiento no se vea afectado.

– Instalación y puesta en marcha: si la colocación del sensor y los ajustes que requiere para que esté operativo son más o menos fáciles.

– Rendimiento: si el dispositivo cubre nuestras necesidades y la respuesta del sensor es inmediata y eficaz.

– Otros: ajuste de la luminosidad, distancia de activación real del sensor, eficacia del ángulo de detección que incorporan… Una cosa es lo que promete el fabricante en la hoja de características técnicas de su producto y otra distinta lo que el usuario encuentra.

Así los hemos probado

A lo largo de varias semanas, hemos ido probando cada uno de estos cuatro sensores de movimiento para luz en distintos lugares de una vivienda de 90 metros cuadrados. Esto nos ha permitido comprobar cómo resulta el proceso para su puesta en marcha, su funcionamiento, su rendimiento, si los ajustes de iluminación son sencillos de llevar a cabo, su alcance o como se comporta el ángulo de apertura que integran.

Tras nuestras pruebas, cualquiera de ellos es una alternativa a considerar si uno está baraja la opción de adquirir un dispositivo de este tipo. Sin embargo, el modelo Philips Hue sensor de movimiento ha obtenido la nota más alta. No solo destaca por su diseño, sino que la calidad de los acabados nos parece la mejor. Asimismo, la experiencia de uso es la más completa y si tenemos en cuenta todas las posibilidades que la aplicación para dispositivos móviles Philips Hue proporciona lo convierten en un sensor de movimiento muy interesante.

Philips Hue sensor de movimiento: nuestra elección

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

¿Habéis oído hablar de Philips Hue? Se trata de un sistema de iluminación inteligente que la holandesa Philips desarrolló hace algunos años. En su catálogo encontramos un amplio abanico de propuestas compatibles, como es el caso de distintas bombillas que vienen identificadas con la etiqueta ‘Hue’. Hemos elegido una de ellas para poner a prueba este sensor al que, además, hemos añadido el Hue Bridge: este accesorio es fundamental porque actúa como centro de operaciones del sistema Philips Hue y ayuda a sacar el máximo provecho a nuestro modelo.

El siguiente paso fue descargarse la aplicación Philips Hue que está disponible gratuitamente para Android e iOS. Aunque a priori uno tiene la sensación de que emparejar nuestra bombilla HUE con el sensor de movimiento es algo complicado, sucede todo lo contrario gracias a la sencillez con la que esta app te guía paso a paso.

Ficha técnica

– Ángulo de apertura: 100ª

– Alcance: 5 metros

– Aplicación para dispositivos móviles: Philips Hue para Android e iOS. Puedes organizar la iluminación por habitaciones, modificar los colores, tonalidades y brillo de las luces, crear rutinas de iluminación, encendido y apagado automático de luces, función de temporizador que activa las luces cuando se lo indiquemos.ce

– Dimensiones: 55 x 55 x 20 mm

– Otros: Compatible con los asistentes de voz Apple HomeKit, Amazon Alexa y Google Home, funciona con pilas, instalación inalámbrica, protección IP42. Requiere del dispositivo Philips Hue Bridge.

No solo podemos establecer que se encienda la luz de una u otra habitación a nuestro paso, sino seleccionar su grado de intensidad lumínica o cuando queremos que se apague, entre otras acciones. Se trata, en definitiva, de un producto completo y con un amplio número de posibilidades a medida que indagas en la app. ¿Te imaginas elegir el color con el que quieres que se ilumine tus bombillas Philips Hue? Incluso, el sensor se puede utilizar con los asistentes de voz Apple HomeKit, Google Home y Amazon Alexa. Para finalizar, comentar que su diseño y materiales son los mejores de la comparativa y es posible colocarlo de distintas formas: sobre una superficie cualquiera, anclado o encima de una base magnética.

– Lo mejor: La experiencia de uso y las posibilidades que ofrece la app Philips Hue

– Lo peor: Requiere la compra del dispositivo Philips Hue Bridge y de bombillas HUE.

– Valoración: Aunque para utilizarlo y sacarle el rendimiento que promete necesitas adquirir por separado bombillas HUE y el dispositivo Hue Brigde, todos los componentes en su conjunto proporcionan un ecosistema de iluminación interesante y completamente personalizado según nuestras necesidades

Manejable desde la App ‘Philips Hue’

Funciona con dos pilas tipo AAA ya incluidas que prometen una excelente autonomía.

Compra por 33,95 € en Amazon

deleyCON MK897: la alternativa

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Esta propuesta, al igual que sus contrincantes, se ha creado para espacios interiores y comparte con algunos modelos de su categoría el grado de protección IP20. La calidad de los materiales y su acabado nos ha gustado mucho y su montaje empotrado en la pared ha resultado más fácil de lo previsto.

Su rendimiento cumple con lo esperado y aunque hemos elegido la versión de una sola unidad, es posible elegir otra que viene con dos unidades y una tercera de cuatro por si necesitamos varios sensores para repartirlos por toda la vivienda. Como cabría esperar, funciona a través de tecnología por infrarrojos y el sensor que integra reconoce rápidamente nuestra presencia.

En concreto, estamos ante un modelo con un rango de alcance máximo de nueve metros y un campo de visión de 160º que es compatible (como sucede con el modelo Chilitec 21251) con lámparas LED de bajo consumo. Es posible ajustar el brillo ambiental y el tiempo que estará encendida la luz (entre diez segundos y siete minutos) a través de dos reguladores que funcionan de manera independiente, como viene siendo habitual en este tipo de propuestas.

Tecnología por infrarrojos

Si comparamos estos ajustes y su manejo con los del sensor de Chilitec, en el dispositivo de deleyCON es mucho más fácil

Compra por 16,99 € en Amazon

ChiliTec 21251: mejor relación calidad-precio

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Fabricado en plástico de calidad media y con un tamaño compacto que se adapta perfectamente a las dimensiones del interruptor de la luz, esta propuesta se caracteriza por su sencilla puesta en marcha pues basta con sustituir el modelo que tenemos en casa. En este sentido, es compatible con los sistemas de instalación de dos hilos.

Uno de sus puntos más atractivos es que no solo se puede utilizar con las bombillas normales sino también con las de tipo LED. En lo que respecta a su funcionamiento, el sensor cumple en líneas generales con lo esperado. Provisto de un ángulo de detección de 160º según su fabricante (la sensación es que esta cifra es ligeramente inferior) proporciona un alcance máximo de hasta nueve metros. Ofrece, asimismo, dos ajustes personalizables en función de nuestras necesidades: uno relacionado con la sensibilidad de la luz (viene bien porque dependiendo del lugar de la vivienda en donde se usa podremos necesitar más o menos luminosidad) y otro con el tiempo que queremos que permanezca encendido.

Ajustes personalizables

Además del interruptor PIR (que es el que detecta la presencia), incluye el encendido y apagado a mano.

Compra por 12,85 € en Amazon

Omeril OMFLZ-LD050-WH

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Los mejores sensores de movimiento para optimizar la luz del hogar (y ahorrar en la factura)

Esta propuesta resulta diferente si se compara con sus contrincantes porque su diseño no se asemeja al de ninguno de ellos: se trata de un sistema de 12 luces LED al que su fabricante ha agregado un sensor de movimiento. El otro detalle que llama la atención, tras la primera toma de contacto con el producto, es que se alimenta de una batería; de hecho, en su caja encontramos el cable microUSB que se necesita para cargarla.

Ligero de peso y con unas dimensiones que se adaptan sin problemas a cualquier espacio, no hay que utilizar ninguna herramienta o tornillos para completar su instalación. Así, viene con todo lo que necesitamos: una hoja de metal de fino grosor, cinta adhesiva de doble cara y una tira magnética con adhesivo también.

La fijación a la pared es perfecta, pero conviene estudiar el mejor lugar para sacar el máximo partido a su ángulo de movimiento de 120º. Una vez se ha conseguido, comprobamos como el sensor de movimiento hace un buen trabajo y su rendimiento deja impresiones positivas. Se activa una vez que detecta presencia a una distancia de entre dos y tres metros. Eso sí, no tenemos la opción de regular el nivel de luminosidad. Para espacios no muy grandes es una alternativa a tener en cuenta.

Instalación sin tornillos

Se apaga automáticamente pasados unos 15 segundos si no detecta presencia. A medida que la batería se agota, la eficacia del sensor de movimiento decrece.

Compra por 8,99 € en Amazon

¿POR QUÉ DEBES CONFIAR EN MÍ?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes… No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 28 de septiembre de 2020.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Leave a Reply