Los coches acosan las Atarazanas

El Síndic de Greuges ha pedido al Ayuntamiento que solucione el problema del aparcamiento indebido alrededor de las Atarazanas, así como el refuerzo de la vigilancia para evitar pintadas en las fachadas del edificio protegido. La resolución responde a la denuncia presentada por la asociación Círculo por la Defensa del Patrimonio.

Fuentes de la entidad señalaron que la primera se registró en noviembre de 2019 por una serie de pintadas que permanecían desde hace tiempo en la fachada trasera, recayente a la calle Salvador Gassul, así como otras nuevas que se iban sumando.

Sobre el aparcamiento, indicó que el Ayuntamiento “sabe que todos los Bienes de Interés Cultural tienen una áreas de protección libres de ocupación y que por lo tanto no pueden haber vehículos aparcados allí”.

“Consideramos que no es suficiente con estar avisando a la Policía Local a todas horas y todos los días. Nuestro consistorio debería colocar bolardos (o las barreras que estime convenientes y adecuadas) para impedir que estos vehículos aparquen allí, sin que ello impida el acceso de los vehículos de emergencia (bomberos, ambulancias, etc.) y facilite su rápido y fácil acceso en caso de necesidad”, añadieron.

Por todo ello, precisaron, el el Síndic “se ha visto de nuevo en la obligación de recordarle al Ayuntamiento de Valencia su deber legal de contestarnos, en tiempo y forma, a los escritos que presentamos, evitando aplicar sistemáticamente el silencio administrativo y acusando recibo de los mismos en el plazo máximo de 10 días”.

Leave a Reply