«La UVE es una cortina de humo»

La Unidad Valenciana de Emergencias (UVE) estará formada por un millar de profesionales, la mayoría de ellos bomberos forestales, con capacidad técnica y logística para intervenir en cualquier tipo de catástrofe y en cualquier punto de la Comunitat Valenciana. Tras anunciar el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la creación de este grupo durante su intervención en el debate sobre el estado de la Comunitat, algunas voces críticas han puesto de manifiesto la escasez de personal y medios en los parques de bomberos de los tres consorcios provinciales.

Puig señaló que, en el último año, la Dana, la borrasca Gloria y la pandemia han evidenciado la necesidad de un instrumento que «acelere la respuesta ante una crisis de gran magnitud», pero algunos sindicatos consideran que no es necesario la creación de este grupo, porque los bomberos forestales y la Unidad Militar de Emergencias ya intervinieron con gran eficacia en las últimas catástrofes y la pandemia.

Para Carlos Conde, coordinador de la sección de Bomberos del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB), la propuesta de crear la UVE es «una cortina de humo sin nada detrás». Conde considera que el Consell debería crear un cuerpo de emergencias a nivel autonómico «mediante la fusión en un único ente jurídico de los tres consorcios provinciales de bomberos, los tres cuerpos municipales de bomberos de las tres capitales y los bomberos forestales».

El coordinador de SPPLB afirma también que la Unidad Valenciana de Emergencias «es un cambio de nombre encubierto de los bomberos forestales que actualmente trabajan para la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias a través de una empresa pública».

Según la Generalitat, los especialistas de esta nueva unidad estarán dotados de la versatilidad propia de los bomberos forestales, «un cuerpo primordial en la pandemia» en palabras de Puig, e intervendrán en incendios forestales, inundaciones o emergencias sanitaria como la actual.

«Ganaremos en capacidad de reacción, eficiencia en la respuesta y protección pública», aseguró el presidente de la Generalitat, que tiene previsto dotar de más medios a la UVE, aunque todavía no hay ningún presupuesto asignado, y mejorar la formación de los bomberos forestales.

Los integrantes de la unidad podrán compaginar las labores que realizan en la prevención de incendios forestales entre los meses de mayo y noviembre a través de la Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Emergencias, según fuentes de la Generalitat.

El secretario provincial de SPPLB, Jesús Santos, también considera innecesaria la creación de la nueva unidad y señala que con esta promesa pretenden «tapar las miserias» de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias. «Coordinación, gestión e inversión es lo que hace falta a las emergencias en la Comunitat Valenciana, y no experimentos. Hay que aglutinar consorcios provinciales, ahorrando en gestores y altos mandos, y coordinar a los bomberos forestales o juntarlos en un cuerpo único», propone Santos.

«Hay que dotar a los bomberos de todos los medios que necesitan, invertir en ellos, cuidarlos y valorarlos para mejorar la protección civil, y para eso tienen que dejar de hacer fuegos artificiales con los que desvían la atención», añade en referencia a la creación de la UVE.

Para Salvador Gimeno, coordinador en la Comunitat Valenciana del sindicato STAS Policía Local, «no hace falta duplicar gasto y funciones cuando ya tenemos la UME», y agrega que con el dinero que el Consell tiene previsto invertir «se debería mejorar la seguridad de los bomberos y policías locales, y por ende, la de los ciudadanos».

Leave a Reply