Elementos imprescindibles que debemos tener en el coche para protegernos del coronavirus

Existen elementos de carácter obligatorio que siempre tienen que estar dentro del vehículo y el hecho de no llevarlos puede acarrear una multa de hasta 500 euros, pero adicionalmente y dada la situación actual, geles, mascarillas o una gamuza para desinfectar el coche, son también algunos de los elementos que no deben faltar en el interior de cada vehículo. Por ello, es importante recordar cuáles son los elementos imprescindibles recomendados por la Dirección General de Tráfico (DGT) y aquellos que debemos llevar en nuestro vehículo para protegernos del coronavirus, y así recuerdan desde Alphabet.

Dos triángulos de señalización homologados: Antes de poner los triángulos de señalización, es importante estacionar el vehículo en un sitio visible para el resto de los conductores y poner las luces de emergencia. Los triángulos deben estar colocados de forma perpendicular a la calzada y, según lo indicado por la DGT, a 50 metros del vehículo, pudiendo verse también a una distancia de 100 metros, colocando uno en la parte delantera y otro en la parte trasera.

Chalecos reflectantes homologados: Los chalecos deben ir dentro del habitáculo del vehículo y no en el maletero, para así tener un acceso más rápido en caso de incidencia. Es obligatorio ponérnoslo antes de salir del vehículo, cuando nos hayamos asegurado de que lo hemos estacionado en un lugar con alta visibilidad para el resto de los conductores. Aunque solo es obligatorio llevar un chaleco, se aconseja llevar otro más por si vamos con un acompañante y este necesita ponérselo también.

Rueda de repuesto: Las ruedas auxiliares, conocidas como ruedas de galleta, o los kit antipinchazos, ayudarán a resolver de manera temporal una situación de inmovilidad producida por un pinchazo, hasta poder llevar el coche hasta el taller más cercano. Es de obligado cumplimiento disponer en el maletero de alguno de estos dos componentes.

Documentación y distintivo ITV: El carné de conducir, el impuesto de circulación abonado correctamente, la ficha técnica del vehículo, el seguro del mismo y la tarjeta de la ITV (cuya pegatina debe ir colocada en la esquina superior derecha de la luna delantera del coche, por el interior) son los documentos que siempre deberán acompañarnos y evitar así una posible sanción que podría ascender hasta los 500 euros.

Distintivos ambientales: Estos distintivos, también conocidos como etiquetas o pegatinas de la DGT, clasifican a los vehículos en función de su impacto ambiental. Así, los vehículos más contaminantes quedan excluidos de esta clasificación, que categoriza al resto entre: 0 Emisiones, ECO, C y B. La DGT recomienda llevarlos en la parte inferior derecha del parabrisas delantero, mirándolo desde el interior, pero únicamente es obligatorio hacerlo en la ciudad de Madrid para acceder y poder circular por determinadas zonas (el hecho de no llevarlo supone una multa de 100 euros).

En tiempos de pandemia

Ante todo, cabe resaltar que, el uso de la mascarilla dentro del vehículo es de carácter obligatorio en todo el territorio español, siempre y cuando en el mismo vayan dos o más personas que no convivan juntas. En el caso de los niños, los menores de 6 años se encuentran eximidos de esta normativa.

Por ello, es recomendable llevar varias mascarillas de repuesto en la guantera, así como guantes de látex que podamos utilizar en situaciones donde son altamente recomendables, como mientras sacamos dinero del cajero o llenamos el depósito de combustible. El gel hidroalcohólico, es otro elemento que nunca debe de faltar en nuestro vehículo, debiendo de ir bien guardado en un compartimento. Es importante recordar la importancia de desinfectarse las manos con este último antes de entrar en el vehículo, así como de asegurarse que éstas están bien secas antes de ponerlas al volante, para no dañar el cuero o el material del mismo.

Además, disponer de un trapo o una gamuza para desinfectar los elementos de contacto tales como el volante, tiradores, elementos táctiles, freno de mano e, incluso, las propias llaves; así como las alfombrillas, es también de gran importancia. Para limpiar dichos elementos debemos de asegurarnos siempre de emplear sustancias que no los dañen, garantizando con ello que permanecen en buen estado a la vez que bien desinfectados.

Leave a Reply