La Fiscalía abre una investigación interna tras denunciar su ‘número dos’ que recibió presiones para actuar contra el Gobierno

El teniente fiscal Luis Navajas y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, durante un acto.
El teniente fiscal Luis Navajas y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, durante un acto.Emilio Naranjo / EFE

La Fiscalía General del Estado ha decidido abrir una investigación interna para estudiar la denuncia pública del teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, que en varias entrevistas concedidas en los últimos días afirmó que recibió presiones de dos compañeros para que abriera una causa penal contra el Ejecutivo por las querellas presentadas por particulares por la gestión de la pandemia del coronavirus. Según han informado fuentes del ministerio público, la inspección fiscal ha decidido abrir un expediente de información para “averiguar y analizar estos hechos” a la vista de su “gravedad”. “Se trata de esclarecer” lo expuesto, precisan las mismas fuentes.

Las palabras de Navajas no solo supusieron este lunes un auténtico terremoto dentro de la carrera fiscal, sino que ahora serán estudiadas al detalle. La Fiscalía General, encabezada por Dolores Delgado, da este paso después de que el teniente fiscal del Supremo, que había recibido fuertes críticas por el informe en el que pidió el archivo de las querellas contra el Gobierno, irrumpiese este lunes en la escena pública con una entrevista en Onda Cero donde acusó a otros dos fiscales del Supremo de haber intentado “influenciarle” para que solicitara la apertura de una causa penal contra el equipo de Pedro Sánchez. Navajas llegó a identificar incluso a uno de sus compañeros como Consuelo Madrigal, exfiscal general del Estado con el PP; y calificó a ambos como “contaminados ideológicamente”.

Según el relato de Navajas, tras tramitarse las querellas contra el Ejecutivo, se presentaron en su despacho los dos fiscales para intentar influenciarle. “Son fiscales de altísima consideración, pero que en este asunto concreto están contaminados ideológicamente”, aseguró, antes de dar mencionar a Madrigal, quien publicó un duro artículo en El Mundo donde cargaba contra el Gobierno. “Constituye un ejercicio antidemocrático de poder la imposición encubierta, y sin el control interno y europeo, de un verdadero estado de excepción, en el que se restringen severamente los derechos bajo cobertura de la prórroga del estado de alarma que garantiza al Gobierno el mando único en la fase aguda de la excepcionalidad y en la vuelta a la ya imposible normalidad”, escribió la fiscal, que formó parte del equipo que mantuvo la acusación de rebelión contra los líderes del procés, descartada por el Supremo.

Leave a Reply