Casemiro, suplente nueve meses después, y dos noveles ante la sequía

Marvin defiende una acción ante David Silva.
Marvin defiende una acción ante David Silva.Javier Etxezarreta / EFE

Zidane volvió a dejar una de sus clásicas sorpresas en la alineación. Esta, casi imposible de vaticinar: la suplencia de Casemiro. El jugador más utilizado la temporada pasada (4.081 minutos) se quedó de inicio en la banda nueve meses después. De los 51 partidos que disputó el Madrid en todo el curso, solo se perdió cinco: dos por acumulación de tarjetas (Athletic y Mallorca en casa), dos en la Copa del Rey por descanso (Zaragoza y Real Sociedad) y solo en una ocasión fue convocado, pero no apareció en el once de partida (Mestalla, 1-1, en diciembre). Y otro dato más para medir hasta qué punto el brasileño resultó insustituible: de todos los encuentros que arrancó, únicamente en uno, el intrascendente epílogo de Liga en Leganés, no completó todos los minutos.

Todos estos antecedentes no impidieron que Casemiro se quedara en la reserva. “No empezó, son momentos puntuales y poco más”, apuntó Zidane sin entrar en más profundidades en una rueda de prensa celebrada a la carrera, dada la premura de la expedición blanca en regresar al hotel para ducharse ya que no se pueden usar los vestuarios, y coger el avión.

El mayor fastidio del técnico galo fue la escasa producción ofensiva del equipo, sobre todo en la segunda parte. “Nos ha faltado gol, pero esto se trabaja”, reconoció. “Son dos puntos perdidos. Defensivamente lo hicimos bien, aunque arriba nos ha faltado un poco”, añadió al mismo tiempo que admitió que a su plantilla aún le falta físicamente a estas alturas de septiembre.

Vista la curva descendente según avanzaban los minutos, Zizou no tiró de los dos senior con gol en su hoja de servicios que tenía a su lado, Jovic y Mayoral, sino que llamó a un veinteañero, Marvin Olawale Akinlabi Park (Palma de Mallorca), que apareció casi a la vez que David Silva, 14 años mayor que él. De padre nigeriano y madre surcoreana, llegó a Valdebebas en 2016 y hace un mes se proclamó campeón de la Champions Youth League a las órdenes de Raúl. Dada su variedad de orígenes, tenía tres selecciones para jugar, y se quedó con La Rojita de Santi Denia. Su currículum habla de un joven veloz, potente y ambidiestro. Zidane lo colocó por la derecha, en lugar de Rodrygo, y tuvo su momento en el 78, cuando recibió dentro del área un pase de Vinicius, pero no encontró la luz para procurarse un disparo.

Se le cuestionó a Zidane por esta elección, más por quiénes se quedaron fuera (Jovic y Mayoral), que por quién entró. “Si metes dos delanteros, cambias el dibujo y no quería. No tengo nada contra Jovic. Benzema estaba bien. Había que poner jugadores de bandas”, argumentó el técnico. En principio, tanto Mayoral como el ausente por lesión Mariano son los señalados para dejar el club antes del cierre del mercado. Pero, como advirtió ZZ este sábado, cualquier cosa puede pasar.

“Un buen punto”

Y sobre la campana, otro novel para el ataque: Sergio Arribas (a punto de cumplir los 19) en lugar Vinicius. Un habilidoso zurdo que ya metió un gol en el partido-entrenamiento de la semana pasada contra el Getafe. Sin embargo, no tuvo tiempo más que para guardar la camiseta de recuerdo.

Courtois, decisivo en la primera parte al sacarle a Isak un mano a mano, también lamentó la falta de gol. “No siempre quiso salir ese último pase y no hemos tenido grandes ocasiones, y ahí ha estado un poco la cosa. Tenemos gol, se ve en los entrenamientos, y jugadores de un nivel altísimo. Atrás no hemos recibido muchas ocasiones, salvo la parada buena que hago y un tiro fuera luego”.

En el otro bando, Oyarzabal, nada más acabar el duelo, se fue con “la sensación” de que podían “haber rascado más”. Luego, en frío, su entrenador, Imanol Alguacil, dio “por bueno” el punto. “Ellos han salido con un gran ritmo. Nosotros no estamos en plenitud física y el objetivo era presionar arriba, pero no era fácil. Según avanzó el partido mejoramos, tuvimos ocasiones claras y defensivamente hicimos un trabajo muy bueno”, analizó.

Leave a Reply