La Policía no multará en las primeras 48 horas de controles de las restricciones en Madrid

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la pandemia. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

Las medidas de contención del coronavirus que se van a imponer a partir de este lunes en 37 áreas de salud de la Comunidad de Madrid son de “una dificultad técnica muy grande”, ha reconocido este domingo el delegado del Gobierno, José Manuel Franco. Más de 850.000 madrileños de ocho municipios vivirán bajo nuevas restricciones que los acercarán al confinamiento de las peores semanas de la pandemia. Los controles policiales aleatorios avanzados el sábado tendrán un carácter informativo las primeras 48 horas, ha explicado el consejero de Justicia e Interior, Enrique López. Los agentes de policía local, apoyados por la Policía Nacional y por la Guardia Civil, cargarán con el peso del control del cumplimiento de las medidas aunque, según el consejero, no impondrán sanciones ni el lunes ni el martes. El Gobierno regional ha anunciado que los habitantes de las zonas con movilidad restringida disponen desde este domingo de formularios en la web para poder justificar sus salidas y entradas. [Puede consultar aquí si vive en una zona afectada, la lista de todas las medidas y las respuestas a las principales preguntas]

Solo en la capital se dedicarán a ello en exclusiva 200 municipales, que llevarán a cabo más de 60 controles diarios que irán rotando en las próximas dos semanas por las 26 zonas básicas de salud de seis distritos del sur de la ciudad en los que se han impuesto las restricciones, ha detallado la responsable de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz. Se trata de Puente de Vallecas, Villaverde, Usera, Carabanchel, Villa de Vallecas y Ciudad Lineal, a los que se suman zonas de Getafe, Parla, Fuenlabrada, San Sebastián de los Reyes, Alcobendas, Humanes, Moraleja de En medio.

La sede de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 ha acogido este domingo una reunión para acabar de perfilar cómo se aplicarán las medidas. Las tres administraciones, local, regional y nacional, han cerrado el dispositivo con el que se llevarán a cabo las restricciones que, en principio, tienen una duración de dos semanas y entran en vigor a las cero horas del lunes. La reunión se producía mientras se multiplicaban las concentraciones de protesta de los afectados.

“Todas las administraciones estamos involucradas en la búsqueda de soluciones a esta crisis. Por ello, reclamamos unidad y sentido de Estado. Y desde el Ejecutivo regional agradecemos la cobertura y apoyo que nos brinda el Gobierno de España”, ha señalado López. Franco, también líder del PSOE regional, ha insistido también en la necesidad de que los diferentes gobiernos permanezcan unidos y ha pedido “aparcar las lógicas diferencias políticas para cuando esto pase”. Ha alabado la “absoluta lealtad” del Ejecutivo regional de Madrid, pero al mismo tiempo ja dejado entrever ciertas críticas: “Tenemos la obligación de reequilibrar la Comunidad de Madrid, pero eso será cuando superemos la fase sanitaria, cuando aseguremos la salud de todos los madrileños y las madrileñas”.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado que se va a retomar el modelo de hoteles medicalizados empleados durante el estado de alarma, pero con un carácter más social, con el fin de facilitar que los ciudadanos puedan hacer cuarentena. Ruiz Escudero ha señalado que la red de rastreadores sabe en estos momentos de 1.468 personas que se la están saltando. Ya hay disponibles 180 plazas en el hotel Colón, que ya fue medicalizado en los peores días de la pandemia, y el Gobierno regional cuenta con otros tres establecimientos en cartera, según Escudero.

Preguntado por la posibilidad de medidas todavía más duras, como un confinamiento total de la ciudad, el consejero ha tratado de lanzar un mensaje de tranquilidad. Si las restricciones se cumplen, “no hay que seguir profundizando en estas decisiones”. Escudero ha reconocido en todo caso que la atención primaria, primer y fundamental escalón para frenar el virus, no está al nivel requerido y que hay dificultades para contratar a más médicos y enfermeras.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido estos días en que no va a pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que el estado de alarma se imponga en Madrid. Ambos se reúnen este lunes a medio día en la sede del Gobierno autonómico. El consejero López ha reiterado que no dan en estos momentos las situaciones “extraordinarias” para decretar el estado de alarma, una herramienta que no es “un capricho” ni “un arma arrojadiza entre gobiernos”. “Tienen que darse circunstancias extraordinarias que impidan el mantenimiento de la normalidad y en estos momentos el ejercicio normal de los poderes públicos es suficiente para atender a estas circunstancias extraordinarias”, ha argumentado. Las restricciones dictadas en Madrid buscan evitar llegar a la situación que obligue a decretarlo, ha añadido.

Desde este lunes quedan prohibidas en toda la comunidad las reuniones, privadas o en la calle, de más de seis personas salvo los convivientes y el ámbito laboral o institucional. El resto de medidas solo afectan a 37 zonas básicas, donde el aforo en comercios, academias, centros deportivos, cines, teatros, bibliotecas y hostelería se reduce al 50% y el horario de cierre se fija a las diez de la noche, aunque se puede seguir después con el reparto a domicilio. Los parques y jardines permanecerán cerrados.

La entrada y salida de estas zonas queda restringida salvo para acudir a centros sanitarios o educativos, entidades financieras, citaciones judiciales o notariales, renovación de documentos, exámenes, retorno a casa, cuidados de mayores y personas dependientes o motivo de causa mayor. Los agentes podrán solicitar a los ciudadanos que acrediten el motivo de su movimiento y hasta ahora se desconocía qué tipo de documento tendría validad. En este sentido, el Gobierno regional ha colgado unos formularios en su web para que los ciudadanos los rellenen y puedan acreditar y justificar sus desplazamientos. Estarán permitidos los desplazamientos internos en estas zonas así como los movimientos en vehículos que las atraviesen pero con origen y destino en otras que no tengan restricciones. El Gobierno regional llevará a cabo además en esas zonas unos 850.000 test rápidos con los que poder sondear la evolución del virus y decidir si estas restricciones se amplían en el tiempo y, si fuera necesario, también a otros lugares.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply