Detenido un pasajero en un avión en Palma tras arrancar un trozo de oreja a otro

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 29 años de origen británico como presunto autor de un delito de lesiones por agredir a otro pasajero al que llegó a arrancar un trozo de oreja de un mordisco en el interior de un avión que acababa de aterrizar en el aeropuerto de Palma.

El suceso ocurrió el pasado jueves por la noche, cuando agentes destinados en Son Sant Joan fueron requeridos por la tripulación de un avión procedente de Birmingham (Inglaterra) a causa de un pasajero que había tenido un comportamiento conflictivo durante un vuelo a Palma, ha informado el instituto armado en un comunicado.

Después de que la tripulación le negara el servicio de bebidas alcohólicas durante el vuelo, el pasajero, en estado de embriaguez, hizo caso omiso de las indicaciones de los tripulantes, intentó abrir el compartimento de bebidas del avión y llegó incluso a beberse la consumición que le quitó a otro pasajero.

Mientras los agentes recababan los datos sobre lo ocurrido durante el vuelo, hablando con el sobrecargo en la escalerilla del avión, se percataron de una pelea que se estaba produciendo en el interior del aparato. Al entrar encontraron al joven agrediendo a otro pasajero, al que le había arrancado parcialmente la oreja derecha de un mordisco. El hombre fue reducido e inmovilizado por los guardias civiles para proceder a su detención.

La víctima, un compatriota del detenido, fue trasladado a una clínica de Palma donde quedó ingresado por las heridas que presentaba. Por su parte, los agentes que intervinieron fueron atendidos en el mismo aeropuerto por lesiones leves. La Guardia Civil es la que interviene en este tipo de sucesos, que no son muy frecuentes, al ser la responsable de la seguridad y el orden público en todas las instalaciones de la zona restringida de los aeropuertos, así como en el interior de las aeronaves tanto de llegada como de salida, explica el instituto armado en la nota. Los agentes levantan acta de lo sucedido en cada caso y, si es necesario, detienen al responsable, como ocurrió el jueves en Palma.

Leave a Reply