La selección valenciana, tercera de España

El atletismo valenciano rozó un título que se le resiste desde hace años, el de campeón del Federaciones. A lo largo de la historia solo logró una victoria, en la categoría masculina, en 1989 (en Gandia). Desde que se disputa de manera conjunta entre hombres y mujeres, cambio introducido en 2011, siempre había ganado Cataluña. Pero en esta edición, en Ciudad Real, la selección valenciana llegó a falta de dos pruebas, con solo los relevos por disputar, en la segunda posición, a un punto de Castilla y León, que fue la que finalmente se alzó con las victoria por delate de Cataluña y la Comunitat Valenciana.

Quique Llopis logró el único triunfo valenciano en Ciudad Real. El atleta del CA Gandia, entrenado por Toni Puig, venía con dudas en la cabeza después de haber sido derrotado en la final de los Campeonato de España por Asier Martínez. Pero en el Federaciones realizó una gran salida y, aunque a partir de la sexta valla se desestabilizó un poco, no tuvo problemas para imponer su autoridad y tomarse la revancha con una buena marca (13.68, frente a 13.79 del navarro).

Uno de los momentos más efervescentes de la tarde llegó con la final de los 400 metros vallas. Sara Gallego, flamante campeona de España, se enfrentaba a la revancha con Salma Paralluelo, el portento de la FACV, de solo 16 años, que volvió a ceder por poco. Gallego se impuso con 56.97 y la joven que compagina el atletismo con el fútbol fue segunda con 57.36, que es un nuevo récord de España sub 18 (tenía 57.43), tercera de todos los tiempos sub 20 y undécima absoluta. La atleta del Playas de Castellón consolida además su liderazgo en el ranking europeo sub 18.

Osarumen Odeh, la regular lanzadora que entrena con Mari Carmen Vidal, logró otro valioso segundo puesto con su mejor prestación de la temporada (64,21). Es esta una competición en la que importan los puntos, no la marca, y eso no penó que Cristina Ferrando, que hace una semana se proclamó campeona de España con la mejor marca nacional del año (1,87), se quedara en 1,73, ya que fue un segundo puesto. Como José Emilio Bellido, que cubrió las bajas de Pablo Torrijos y Víctor Ruiz -oro y plata en el Nacional- con solvencia y otra importante segunda posición.

Laura Méndez, que este verano lo había dedicado a preparar el medio maratón, en su salto definitivo a la ruta, ha regresado a la pista tras la suspensión de la prueba que tenía previsto correr en Gijón y después de un gran quinto puesto en Madrid logró el tercero (16:35.08) en el Federaciones, donde corrió con su habitual valentía, pero también con mucha cabeza. La pupila de Manolo Ripollés disputará la próxima semana un 15.000 en Sevilla en el que se repartirán las plazas para el Mundial de medio maratón.

Otro prodigio de fiabilidad es Luis Manuel Corchete. El marchador del CA Torrevieja solo cedió ante el campeón de Europa Álvaro Martín. Una competición de estas características propicia sorpresas de todo tipo, con errores propios y de los rivales. Vicent Fabra sacó petróleo del concurso de pértiga, donde acabó tercero con 4,90. La que parece en estado de gracia es Claudia Conte, la heptatleta que batió el récord de los Campeonatos de España y que aquí, en Ciudad Real, cumplió con creces con un segundo puesto (6,91), a cinco centímetros de la ganadora.

Uno de los resultados más meritorios fue el tercer puesto de Abderrahman El Khayami en los 3.000, que aprovechó que Chiki Pérez rompió la carrera y se llevó con él a Abdessamad Oukhelfen, que se impuso dando una exhibición y batiendo el récord de los campeonatos. El atleta de Ripollés se quedó en un segundo grupo y aprovechó que Fernando Carro, plusmarquista nacional de 3.000 m obstáculos, se puso a tirar recuperando posiciones. En la última vuelta, El Khayami superó al madrileño, al atleta de Castilla y León, con quien se jugaba el título la FACV, y ató el tercer puesto.

Leave a Reply