Benidorm quiere convertirse en «una isla» para esquivar la cuarentena y recuperar el turismo británico

El Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) trasladará a los gobiernos español y británico su proyecto «Benidorm Island» para conseguir un corredor seguro con el turismo británico. El proyecto plantea un destino seguro en «formato burbuja» que pretende cambiar las cuarentenas por testeos a la salida y regreso y un sistema de seguimiento del turista.

El proyecto incorpora además un ‘Hospitality Team’ que hace seguimiento de los turistas a la llegada, antes de partir y hasta quince días después de regresar del destino; un hotel refugio para aquellos casos que den positivo; y, visores actualizados de la situación epidemiológica de Benidorm comparándola con la de otros destinos como Canarias, con el resto de España o con Reino Unido.

El objetivo es convencer al Gobierno británico de que haga una excepción con la cuarentena y autorice un proyecto piloto en el que se fletará uno o dos aviones con turistas para enseñar el sistema de seguridad que ha diseñado la ciudad para el turismo británico y demostrar que funciona.

La secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, ha señalado durante la presentación, este miércoles del “Benidorm Island”, que se busca que el gobierno de Reino Unido “declare el aeropuerto de Alicante-Elche como zona segura y se autoricen todas las conexiones entre Gran Bretaña y este aeropuerto sin cuarentena”. De ese modo, se busca un “rompehielo” para cambiar la dinámica que va tendente “a la restricción y levantarla”.

El año pasado el aeropuerto de Alicante-Elche recibió seis millones de pasajeros británicos entre llegadas y salidas. El sector turístico estima que si Benidorm pudiera recibir 10.000 pasajeros británicos semanales, tras convencer a los gobiernos y cambiar las cuarentenas por testeos, se podría “encarar este otoño-invierno e incluso la primavera con una perspectiva social muy distinta”.

Leave a Reply