Benidorm, 1 de agosto

Las imágenes que ayer, el primer día de agosto, mostraba la playa de Levante de Benidorm eran absolutamente inusuales para esta época del año. Con hamacas y parasoles vacíos y amplios espacios sin ocupar, al margen de los necesarios para mantener la distancia de seguridad, la visión contrasta con las vistas que este arenal ofrece otros años completamente repleto de bañistas a estas alturas de la temporada. El panorama que muestra uno de los espacios más representativos de la Comunitat en el ámbito turístico evidencia el impacto que está teniendo la actual crisis sanitaria sobre uno de los sectores más importantes para la economía valenciana.

Leave a Reply