Ribó, abierto a permutar Feria Valencia pero «sin perder patrimonio»

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se mostró este martes «dispuesto a avanzar» en las negociaciones con la Generalitat para realizar una permuta y cederle la titularidad de los terrenos de la Feria y la concesión actual para explotar el recinto, a cambio de inmuebles autonómicos, pero «sin perder patrimonio» municipal.

Esa operación, como publicó este periódico, se abordó en la última reunión de la comisión de seguimiento de la reestructuración ferial y permitirá compensar la deuda de la ampliación del recinto, en vías de asunción por parte de la Generalitat desde la pasada legislatura, y evitar que la institución entre en causa de liquidación cuando, liberada de esa deuda, pierda la aportación pública anual para atender compromisos con los acreedores.

El alcalde y presidente del Patronato ferial confirmó que están trabajando en esa línea con el Consell, preguntado por los medios de comunicación acerca de la posibilidad de pactar una permuta, antes de que comenzase el pleno municipal extraordinario para ratificar el acuerdo para la reconstrucción de la ciudad poscoronavirus.

“Estamos hablando de eso, efectivamente. Estamos trabajando en soluciones de estas”, dijo el primer edil, quien se refirió en esos términos a la realización de valoraciones de terrenos “que no perjudiquen al Ayuntamiento” en ese intercambio de propiedades.

“Evidentemente lo que no haremos es perder patrimonio, eso lo tenemos clarísimo porque no toca”, puntualizó el alcalde. Cabe recordar, en este sentido, que el Ayuntamiento es el dueño de los terrenos sobre los que se asienta la centenaria institución pero no participó en la financiación de las obras por las que se arrastra esa deuda que pasará a manos de la Generalitat, tras años aportando los fondos para afrontar las obligaciones de pago.

Según Ribó, se están “estudiando adecuadamente” los costes para hacer una permuta de esas características, de manera que “el Ayuntamiento no salga perdiendo” y, al mismo tiempo, pueda “ayudar” de ese modo a la Generalitat a obtener una contraprestación a cambio de quedarse la deuda del recinto valenciano, como exigían desde la Conselleria de Hacienda, y al igual que sucedió con terrenos de la Institución Ferial Alicantina (IFA).

“Nosotros estamos dispuestos a avanzar en esta dirección”, aseguró el alcalde, quien recordó que, de hecho, las ferias “no son una competencia municipal, lo tiene que asumir la Generalitat”.

Ese “avance” en las negociaciones se materializó en la reunión del pasado viernes, en la que el equipo de gobierno de Ribó, tras meses de conversaciones, se abrió a “estudiar y analizar” una permuta de inmuebles siempre que no implique una “despatrimonialización” para la ciudad.

Para garantizar que el Ayuntamiento no salga perjudicado del intercambio de inmuebles, el consistorio puso sobre la mesa la valoración que realiza del recinto, a falta de que Hacienda haga sus propios números al respecto.

Hacienda busca activos que puedan interesar al consistorio para acordar ese intercambio de bienes

Desde el departamento que dirige el socialista Vicent Soler aseguran estar trabajando en la “valoración de los activos posibles” para acometer la permuta y culminar una operación que permita liberar de deuda a la Feria “cuanto antes” y “seguir con su proceso de reestructuración”, pendiente de completar la asunción de la deuda de los bonistas y buscar socios privados.

La clave es hallar inmuebles que satisfagan las expectativas del Ayuntamiento y sellar un acuerdo institucional que “simplificaría” esa reestructuración, mientras el negocio ferial trata de capear la crisis del Covid-19.

Leave a Reply