Paterna aúna posturas sobre el proyecto de urbanización del entorno de las cuevas de la Torre

El proyecto de recuperación del entorno de las cuevas de la Torre de Paterna pretende recoger las reivindicaciones de los residentes de esta zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC), al mismo tiempo que poner en valor este espacio que forma parte del patrimonio histórico y cultural de la ciudad. Por ello, el Ayuntamiento ha aunado posturas con los vecinos con el fin de buscar una solución definitiva para su reurbanización.

En una nueva reunión, se han puesto sobre la mesa los avances que se han hecho en esta materia y los residentes han vuelto a reclamar la eliminación de los parches de cemento que se instalaron en el entorno, antes de cubrir la zona con una capa de arlita, como recoge el proyecto.

Una de las acciones previstas es la instalación de un circuito de cámaras de vigilancia para evitar actos incívicos  

Entre otros acuerdos a los que se ha llegado con los vecinos también está la eliminación del sistema de iluminación de balizas ancladas al suelo por otro que sitúa las luminarias en los muretes y chimeneas de los patios, y mantener el tamaño actual de las zonas de juegos infantiles, sin ampliaciones. Por otra parte, tampoco se ampliará el laberinto existente y en caso de actuar sobre él, se buscará una solución acorde al entorno

Protección

Usina ha dejado claro que “el objetivo es el de seguir poniendo en valor esta zona, que conforma uno de los legados más importantes del patrimonio histórico-cultural de Paterna”. “Desde el equipo de gobierno seguimos trabajando para mejorar su protección, conservación y mantenimiento, poniendo a disposición de los vecinos los medios necesarios para ello y actuando cuidadosamente en este entorno privilegiado que constituye una de las señas de identidad de nuestra ciudad”, añadió.

Por ello, para preservar la privacidad de sus moradores, las rutas turísticas que han cobrado un especial interés por el protagonismo de las casas cueva en la película de Pedro Almodóvar, ‘Dolor y Gloria’, dejan fuera este entorno. “A quienes quieren conocer el estilo de vida tradicional de una de estas casas se les enseña les Coves del Batà, ubicadas en el barrio de Campamento y, en el entorno de la Torre, solo se realiza la visita a la edificación”, explica.

Aparcamiento exclusivo

En la misma línea, el concejal de Patrimonio comentó a los representantes vecinales que las dos zonas de aparcamiento que van a adecuarse en los extremos del entorno serán de “uso exclusivo para residentes”, después de que el Ayuntamiento instalara bolardos y maceteros para evitar el aparcamiento en el entorno, ante el peligro de derrumbe.

Del mismo modo, Usina les informó sobre los avances para la puesta en funcionamiento de un circuito de cámaras de vídeo vigilancia, que permitirá dotar de más seguridad la zona y evitar los botellones y otras conductas incívicas que causan malestar entre los residentes.

Recuperación de una cueva

El edil también señaló las acciones municipales que se están llevando a cabo para rehabilitar una de las casas cueva que se derrumbó el pasado mes de diciembre y que todavía sigue vallada, sin que el propietario haya acometido ninguna actuación.

Usina explicó que tras producirse el suceso se presentó a Conselleria una propuesta de rehabilitación en dos fases, la primera, consistente en la limpieza y desescombro de la cueva, así como su afianzamiento para evitar una degradación mayor. Y la segunda, que sería su restauración. “Patrimonio contestó en el mes de mayo y actualmente, nos encontramos en proceso de solicitud de presupuesto para llevarla a cabo”, apuntó.

Esta es la quinta reunión que el Ayuntamiento mantiene con los residentes de la zona desde el inicio de la legislatura, después de que en el pasado mandato se elaborará un proyecto de recuperación que no cayó nada bien entre el vecindario.

Leave a Reply