Costas inicia en plena campaña estival las obras de rehabilitación de los lavapies en las playas de Dénia

«Parece que no éste no es nuestro año, cuando no es un desastre natural, ya vienen los de Costas para arruinarnos el verano». Así se quejaban esta mañana algunos de los vecinos de la playa de Les Deveses en Dénia por la situación «surrealista» que han vivido. Dos palas de gran tamaño se han metido en la arena y han empezado a excavar una zanja de un par de metros de ancho y algo menos de uno de profundidad a lo largo de la playa, en la parte más cercana a las maltrechas viviendas, a las que todavía se les ven las cicatrices que les ocasionó el temporal ‘Gloria’.

Los trabajos forman parte de las reparaciones que todavía estaban pendientes, concretamente se trata de la colocación de nuevos lavapies. Una intervención de la que, según ha explicado el concejal de Playas de Dénia, Pepe Domenech, el consistorio tenía conocimiento, a diferencia de los vecinos, tal y como han asegurado algunos residentes de la zona. Según el edil, las obras consisten en la colocación de una tubería que comunicará y llevará agua a todos los pedestales (lavapies) desde la zona del Raset hasta Les Deveses; y que durarán “aproximadamente dos semanas”. Respecto a las fechas escogidas para el inicio de los trabajos, el Domenech ha explicado que se han tenido que espera a que finalizase la temporada de anidación del chorlitejo patinegro, una pequeña ave protegida.

La intervención no ha sentado “nada bien” a bañistas y vecinos, que se han visto obligados a retirar sus toallas y sombrillas a media mañana “porque las palas ocupaban toda la zona de descanso”. Se quejan de los plazos que se han fijado para realizar esta reparación, “se habrían podido hacer mucho antes o a partir de septiembre y no ahora, en plena campaña estival, y encima con las dificultades añadidas por culpa del coronavirus.”. De hecho, denuncian que con la medidas de distanciamiento y división de espacios “no nos queda sitio para ponernos en la arena a tomar el sol o descansar un rato, pues si tenemos que dejar varios metros para la zona de paseo en la orilla, y ahora nos ponen máquinas por detrás, la situación se vuelve muy difícil e insegura”.

De hecho, se quejaban algunos propietarios de las viviendas, de que tampoco se han hecho zonas de paso para poder acceder a la playa desde sus casas, “he tenido que dar una vuelta muy grande para poder tumbarme un rato delante de mi apartamento porque no había zona de paso en la zanja”, ha apuntado una de las afectadas. “No saben cómo hacerlo para que nos vayamos de aquí, es una verdadera pena lo que hacen en esta playa, la que dicen que es de las mejores de Dénia”.

Leave a Reply