Antón Gómez-Reino, candidato de Galicia en Común: “En los últimos cuatro meses Feijóo no ha gobernado”

Acaba de recibir una encuesta encargada por su organización a la empresa Sondaxe en la que se refleja que un 56,8% de los consultados quiere un cambio en la Xunta. Por eso el líder de Podemos en Galicia y candidato de Galicia en Común-Anova, Antón Gómez-Reino (A Coruña, 1980), repite que es imprescindible movilizar al electorado progresista; que la mudanza en el Gobierno gallego depende apenas de entre 10.000 y 15.000 votos y que “la imagen del Feijóo imbatible que intenta vender el PP” se desmonta con un vistazo a los últimos datos: los resultados de las generales, municipales en Galicia en donde el bloque progresista superó a la derecha en votos.

Pregunta. Dice Feijóo que son 10 contra uno: un partido unido y estable.

Respuesta. Esto expresa dos cosas. Que, como siempre, miente porque sabe que en todo caso seríamos un tripartito y ni siquiera contra uno: lo ha dicho ya y Abascal ha confirmado también que estarían absolutamente dispuestos a gobernar con él. En segundo lugar, decir en Galicia, en donde hay una cultura de coalición muy amplia, que un gobierno a tres sería nefasto cuando él lleva años desmantelando lo público y castrando el autogobierno, me parece profundamente antidemocrático.

P. Antes de la pandemia las encuestas evidenciaban fragilidad del PPdeG. Parece que el presidente de la Xunta ha salido fortalecido de la crisis

R. Feijóo está nervioso. El PP está nervioso. Creo que se vio en el debate de TVG que Feijóo no estaba cómodo y prueba de ello es que se negó a ir al segundo y último debate. Lo que es cierto es que en los últimos cuatro meses no ha gobernado, no ha ejercido las competencias de la Xunta. Ha utilizado la enorme y costosísima maquinaria de propaganda que ha tenido siempre para dibujar el perfil de un teórico moderado. Pero los gallegos sabemos bien, por sus recortes en sanidad y educación, por su ausencia de política de protección social, que ha sido alumno aventajado del neoliberalismo: un autentico Chicago boy.

P. Dijo usted en ese debate que Feijóo se presenta a la Xunta para poder dar el salto a Madrid.

R. Es un secreto a voces. Todo el mundo sabe que si determinados poderes económicos han trabajado en esta campaña por disfrazarlo de moderado es porque están interesados en que sea el sucesor de Pablo Casado. Es muy burdo: en esta campaña no se está presentando a la presidencia de la Xunta sino a la del PP y hay algo de antidemocrático porque en el caso de que ganase, ¿quién lo sucedería en la Xunta? Hay una serie de operadores en los aparatos del PPdeG que están esperando que dé ese paso. Desalojarlo el domingo sería el principio del fin del PP en Galicia porque ya ha perdido casi todas las ciudades y casi todas las diputaciones.

P. En estas primeras elecciones postcoronavirus el voto desde casa ha sido muy elevado. ¿Le preocupa?

R. Lo han expresado sistemáticamente los sindicatos de Correos que han dicho que se les obligaba a ejercer casi de notarios. Nosotros claro que estamos preocupados pero esperamos que haya todos los controles democráticos aunque, insisto, si mostramos unidad entre las fuerzas progresistas podemos darle la vuelta a las encuestas. Estamos muy cerca.

P. ¿Qué medidas inmediatas aplicará si a partir del domingo forma parte del Gobierno gallego?

R. El gobierno de Galicia tiene que encabezar una intervención pública en Alcoa. Eso es urgente. Otra medida está relacionada con el cambio del modelo productivo; tiene que haber un mecanismo nuevo de financiación de las pequeñas y medianas empresas. Abogamos además por la creación de una banca pública gallega y consideramos imprescindible blindar los servicios públicos y eso quiere decir sanidad, educación y Universidad pública gratuitas .

P. Estos días Feijóo está instando prácticamente al Gobierno central a la nacionalización de Alcoa.

R. Feijóo es un prestidigitador que se mantiene en el poder sin ejercer las acciones ejecutivas. Lo que reclama es un proceso de intervención del Gobierno. Llama la atención que lo diga quien tiene plenas competencias en materia industrial otorgadas por el Estatuto de Autonomía y no las ha ejercido nunca salvo para cuestiones puntuales y polémicas como pudo ser la planta de Reganosa. Si sale de las urnas en Galicia un gobierno de izquierdas en el que yo esté presente, el día 13 levantaremos el teléfono para intervenir Alcoa aplicando las competencias del Estatuto de Autonomía.

Leave a Reply