Trucos para vender rápidamente tu coche usado

La compra de un coche es la segunda adquisición más importante en una familia por detrás de la vivienda, ya que requiere un desembolso económico considerable. Es principalmente por este motivo que la compra de un vehículo requiere de una decisión meditada.

Son muchas las personas que, llegada la «nueva normalidad», buscan un coche de segunda mano para sus desplazamientos cotidianos, ya que según las previsiones, el transporte público va a ser sustituido por las motos, bicicletas, o vehículos personales como patinetes y coches por miedo a contagiarse de Covid-19. Este puede ser por lo tanto un buen momento para aquellas personas que tengan pensado vender su coche usado. Pero para ello es preciso seguir una serie de recomendaciones, ya que siguiendo unos sencillos trucos se puede lograr que el anuncio del mismo coche pueda parecer más atractivo para los posibles compradores, y por supuesto, sin recurrir a engaños.

Lo primero que hay que tener en cuenta es las fotos, tanto en su número como por su calidad, ya que la primera impresión de un coche en venta en internet puede ser muy positiva gracias a unas buenas imágenes. La calidad y la cantidad de las fotos influye, para bien o mal, en el número de visitas online, ya que Google tiene muy en cuenta ese tipo de contenido y posiciona mejor aquellos anuncios con mayor número de fotos. Además, los compradores se sienten más atraídos y confiados cuando el vehículo se muestra desde todos los puntos de vista, tanto en el exterior como en el interior.

A más fotos en un anuncio, más posibilidades de vender el coche antes y por un mejor precio. Un anuncio que incluya más de 20 fotos hará que el coche se venda el doble de rápido. Y la importancia de este factor aumenta cuanto más joven sea el comprador. Las instantáneas adecuadas hablarán bien del automóvil en venta y lo presentarán como una gran oportunidad de adquirir un magnífico vehículo.

Para que las fotos sean buenas el coche tiene que estar perfectamente limpio, mejor hacerlas en formato apaisado y con buena calidad. Evita la luz más potente del día, aprovechando la primera hora de la mañana o la última de la tarde.

Es admisible quitar la matrícula, pero no hay que retocar digitalmente las fotos, ya que podría llevar a pensar que se está tratando de esconder defectos del coche.

-Hay que fotografiar el coche desde todos los puntos de vista, intentando mantener uniforme la iluminación. Se deberían colocar las ruedas rectas en las vistas frontales y, para las vistas en ángulo, girarlas de modo que queden enfrentadas a la persona que fotografía.

Además se aconseja subir las ventanillas y colocar los retrovisores correctamente. El interior del coche muestra cómo ha sido tratado, por lo que también , así como los posibles extras que tenga el coche.

Mejor quitar las posibles decoraciones que haya en el coche, como colgantes del espejo retrovisor, ambientadores o peluches. Los asientos ofrecen una imagen equilibrada si están los dos a la misma altura y en la misma posición.

Cuando se vaya a fotografiar la radio y/o el sistema de navegación, es mejor que estén encendidos, colocando el volante recto y sin la llave de contacto.

Es bueno enseñar en estas fotos primeros planos de las llantas, el perfil de rueda o los faros, y es aconsejable hacerlo frontalmente. Finalmente es una buena idea es fotografiar el maletero con maletas tamaño estándar, para aportar información sobre las dimensiones del mismo.

Leave a Reply