La Generalitat da un «toque» a TV3 por la presencia del castellano en una serie

El estreno ayer de una nueva serie en TV3 ha desatado la polémica en Cataluña, sobre todo en círculos independentistas, por lo que algunos consideran una excesiva presencia del idioma castellano en los diálogos en el primer capítulo del programa. La serie ‘Drama’, producida por TVE y El Terrat, aborda conflictos juveniles y algunos de los personajes hablan en español, una circunstancia poco habitual en el canal autonómico catalán, que es casi al 100% en idioma catalán y el castellano solo aparece hablado por algún tertuliano o por algún entrevistado. A diferencia por ejemplo de la EITB, que tiene un canal íntegramente en castellano, en TV3 todo es en catalán y el castellano apenas tiene presencia. Aun así, la consejera de Cultura considera que no es suficiente. Esta mañana ha puesto el grito en el cielo tras presenciar ayer el estreno de ‘Drama’, en el ‘prime time’ de la primera cadena del ente autonómico. Según ha criticado la titular de Cultura, Maria Àngel Vilallonga, a veces ve «demasiado castellano en TV3».

La dirigente nacionalista, que en el pasado apoyó manifiestos tachados de racistas como el de Koiné que afirmaba que los castellanohablantes son «herramientas de colonización lingüística», ha reconocido incluso que ha dado un «toque de atención», al director del canal, Vicent Sanchis, quien también está en el centro de la polémica por favorecer las posiciones de JxCat. «Acabamos de dar 6 millones a la corporación catalana de medios audiovisuales para que hagan proyectos que den valor a la lengua y cultura catalana y el toque de atención es porque estos 6 millones queremos que sean para proyectos que hablen en catalán», ha justificado en la Ser. Las declaraciones, reconociendo las presiones que desde el poder se ejerce sobre los responsables de la cadena, han levantado una polvareda en la arena política catalana.

La propia consejera de Presidencia, Meritxell Budó, de JxCat igual Vilallonga, la ha desautorizado poco después, admitiendo la gravedad de lo que había señalado. «El Govern no está para controlar los contenidos de TV3», ha asegurado la portavoz del Gobierno catalán, saliendo al paso del «toque de atención» de la consejera de Cultura en un momento en que la cadena pública catalana está en el ojo del huracán por su supuesta parcialidad y por defender únicamente las posiciones soberanistas y por haber apoyado durante años el ‘procés’. Desde la oposición han cargado con todo contra la titular de Cultura. «Es una vergüenza el talibanismo cultural y el supremacismo lingüístico de la consellera de Cultura», ha afirmado el líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa. «Que hablar castellano y catalán, como se hace cotidianamente, provoque repulsa, es muy grave y penoso», ha lamentado.

TV3 fue ayer líder de audiencia en Cataluña con un 13,7% de ‘share’. La serie ‘Drama’ tuvo una cuota de pantalla del 13,2% y fue vista por 322.000 personas.

Leave a Reply