El Barça, gran favorito en una final de Liga ACB azulgrana

El campeón de la Liga de baloncesto más atípica de la historia será azulgrana. El Barça o el Baskonia, que este martes (20:00 h. #Vamos) repetirán final de la Liga ACB diez años después, pero en esta ocasión no al mejor de cinco encuentros en Barcelona y Vitoria, sino a partido único en Valencia, donde se resolverá el trofeo del torneo de la regularidad suspendido por la pandemia cuando los culés eran líderes y los baskonistas octavos tras 23 jornadas.

Con el Barça como gran favorito al título de la Liga Endesa, el equipo de Svetislav Pesic y el de Dusko Ivanovic volverán a enfrentarse en la Fonteta nueve días después de que el conjunto catalán derrotase en la tercera jornada de una inédita fase final al Baskonia (81-75), tras un tramo final agónico en el que Adam Hanga y Nikola Mirotic resultaron decisivos. El astro hispano-montenegrino, MVP de la temporada regular de la ACB, está llamado a erigirse de nuevo en héroe de este Barcelona obligado a conquistar una Liga que no gana desde hace ya seis años, mientras que el Baskonia aspira a dar de nuevo la sorpresa, como hizo en 2010 (0-3), también con Ivanovic en el banquillo, para adjudicarse la que sería su cuarta corona en el campeonato.

Sería la 19ª Liga para el Barça, que con una plantilla superior y mejor que la del Baskonia, tendrá además la ventaja de disponer de más tiempo de descanso para afrontar la lucha por el título. La tarde del domingo el Barcelona se impuso sin dificultades a la revelación, el San Pablo Burgos, cuando el equipo vitoriano debió afrontar una semifinal bastante más dura y exigente contra el Valencia Basket y saltará a la pista a disputar la Liga solo 22 horas después de acabar con el anfitrión.

Todo parece presentarse por tanto a favor del Barça, aunque esta final es muy diferente, sin público y a un solo partido, como se decidían los campeonatos ligueros hasta principios de la década de los 80. Hasta que a partir de la temporada 1983-84 la ACB se hizo cargo de una competición dominada precisamente por el propio Barcelona (15 títulos) y por el Real Madrid (13), con solo cinco equipos triufantes que rompieron la hegemonía de blaugranas y blancos. El Kirolbet Baskonia, antes Tau Cerámica y Caja Laboral, lo ha conseguido en tres ocasiones (2002, 2008 y 2010), toda ellas por tres victorias a cero y las dos últimas superando en la final al Barça, que tiene la oportunidad de tomarse una ansiada revancha para cerrar con un título temporada tan trastocada y aciaga, cuando con Mirotic era también candidato a proclamarse este año campeón de Europa.

Perdió la final del pasado curso el Barça ante el Madrid y, tras el fiasco del vigente campeón y eterno rival en la fase de grupos de esta inédita fase en Valencia, en su séptimo y último partido en el pabellón de la Fuente de San Luis, al equipo de Pesic se le presenta la ocasión de confirmar su potencial y reconquistar una Liga que se le niega desde 2014. Sin embargo, el rival es de cuidado, porque el Baskonia, que regresa a un final de la Liga Endesa dos años después, se ha revitalizado con el regreso de Ivanovic al banquillo en diciembre y cuenta también con otro de los mejores ala-pívots del campeonato, Tornike Shengelia, que augura un trascendental duelo particular con Nikola Mirotic.

El hecho de que el título se decida en 40 minutos en vez de en una batalla a cinco partidos concede más esperanzas al equipo vitoriano, que en enero ya derrotó en su cancha al Barça en la Euroliga y en esta fase final exprés en la Fonteta ganó dos cuartos a los culés y complicó la victoria del mejor equipo de la Liga, ya con el recuperado Thomas Heurtel. En la cita definitiva el físico se presume clave y, en este sentido, el Barcelona también tiene en teoría ganada la pelea.

Leave a Reply