Valencia roza las mil plazas con dos nuevos albergues en recintos deportivos

valencia. Valencia cuenta desde ayer con 130 plazas más para alojar a personas sin techo. El Ayuntamiento, con la colaboración del Ejército de Tierra, ha habilitado 80 plazas en el polideportivo del Cabanyal y otras 50 en la cancha de baloncesto de la Pechina. Junto a las que están en servicio, la concejalía de Servicios Sociales dispondrá de 910 camas, según dijo la concejala Isabel Lozano.

Durante buena parte de la mañana, efectivos militares se dedicaron a repartir camas, taquillas y otro tipo de mobiliario en las dos instalaciones deportivas, que permanecen abiertas para indigentes junto a la del Carmen. La intención es facilitar la máxima higienes y mejores condiciones a estas personas, de manera que se reduzca en la medida de lo posible el riesgo de contagio de coronavirus.

A los sin techo se les facilita ducha, alimentación, lavandería, taquillas, atención social, sanitaria y determinadas actividades de ocio. La edil subrayó que el dispositivo «se acerca a cubrir a todo el colectivo de personas sin techo» en la ciudad.

El Ejército está colaborando con el Ayuntamiento tanto en el montaje de equipamientos como los citados, como con labores de vigilancia y servicios de tráfico. Unidades de distintos batallones han trabajado en prácticamente todos los barrios, así como en infraestructuras estratégicas (estación del Norte o la estación Joaquín Sorolla). Además, la Unidad Militar de Emergencias se dedica a desinfectar residencias y edificios públicos, entre otros. Hoy se ha previsto que el Ejército de Tierra se despliegue en Torrevieja, Elda, Gandía o Paterna, entre otras poblaciones.

En cuanto a la atención a los indigentes en Valencia, el Consistorio cuenta de momento con la residencia para deportistas de élite de la Pechina, el hostal Stella Maris (plaza Tribunal de las Aguas), hostal La Barraca (Paseo de Neptuno), un convento de Torrent, una instalación contrata en Patraix y, ahora, el polideportivo del Cabanyal y el espacio de la Pechina. En estos dos casos, como en el resto, se han habilitado espacios de aislamiento para personas que tengan síntomas de coronavirus. El alcalde Joan Ribó se entrevistó esta semana con el cardenal Antonio Cañizares para conocer los edificios disponibles por parte de la diócesis para que sean habilitados como albergues en caso necesario.

Leave a Reply