Una carrera sin mono y casco

valencia. Los pilotos de motociclismo no están dando buen ejemplo. Están corriendo sin mono y casco. A decir verdad, no se enfundan las indumentarias habituales de protección porque sus carreras tampoco son las habituales a estas alturas del año. Lejos de cruzarse el mundo cada quince días, el coronavirus los ha enclaustrado en casa, como a cualquier ciudadano. Ellos, igual que muchos, usan las vídeoconsolas: mientras para los aficionados las emplean como modo de combatir el tedio, para ellos es una herramienta de trabajo.

Esto precisamente se había convertido en una especie de leyenda urbana. Por ello, son ya muchos los que aseguran que los vídeojuegos les sirven para poco… en condiciones normales, claro. Los deportistas prefieren rodar en la moto real. Las sensaciones de la consola no son comparables y acuden a esta principalmente para conocer los circuitos, que sí están fielmente reproducidos en los productos oficiales.

El confinamiento, no obstante, sí ha incrementado su utilidad, al menos en ese sentido, como reconoce el castellonense Sergio García Dols. «Hemos analizado la carrera de Catar y hemos seguido avanzando en ciertos aspectos de mi rendimiento. Las nuevas tecnologías ayudan mucho a continuar el ritmo de trabajo», señaló ayer el de Burriana en una entrevista difundida por su equipo, el Estrella Galicia.

Los equipos de Moto2 y Moto3 y las escuderías independientes de MotoGP reciben ayudas aunque no se retome el Mundial

Precisamente en su localidad natal se encuentra confinado Sergio García desde después de la carrera de Losail, donde sólo corrieron los pilotos de Moto2 y Moto3. «Ha sido un buen inicio, estuve luchando por las primeras posiciones, pero en las últimas vueltas perdí terreno por un par de errores», reconoce.

Sergio García Dols no oculta que el parón repentino es extraño, aunque no cree que vaya a afectar a sus aspiraciones de este año, que pasan por rodar asiduamente en el grupo delantero en esta segunda temporada en el Mundial. «Esta pausa obligatoria está afectando de la misma forma al resto de pilotos. La falta de actividad en pista afectará al rendimiento de la mayoría, pero también vamos a recuperar el ritmo al mismo tiempo», argumenta.

Sí que está aprovechando el tiempo para mantener la forma haciendo deporte sin salir de casa. «Lo llevo bien, porque en la terraza tengo montado un pequeño gimnasio con cinta para correr, banco de pesas y otros elementos con los que me voy apañando», indica Sergio García, que usa las nuevas tecnologías para mantenerse en contacto con el equipo y para avanzar también en sus tareas académicas.

Mientras los pilotos tratan de mantener la forma, Dorna ha tomado medidas para aliviar la crisis en el paddock. Ayer anunció que, a través de IRTA (International Road-Racing Teams Association), se adelantarán a los equipos independientes de MotoGP, la categoría reina, pagos de abril, mayo y junio se retome o no la competición hasta entonces.

También se han realizado aportaciones económicas a las escuderías de las dos categorías pequeñas, Moto2 y Moto3, sin descartar nuevas medidas. El Mundial no se retomará, como pronto, hasta finales de mayo tras suspenderse el GP de Francia.

Leave a Reply