Sanidad descarta abrir un hospital en Feria Valencia y defiende los provisionales

valencia. Ante el debate abierto sobre el modelo idóneo para incrementar las camas hospitalarias -entre hospitales de campaña como el que ha puesto en marcha el Ejército en la feria madrileña de Ifema o provisionales como los previstos en la Comunitat-, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, explicó ayer que el modelo por el que ha apostado la Generalitat es «totalmente distinto» al decidido por otras autonomías, ya que se están situando junto a «hospitales nodriza» de los que dependerán. Barceló, por tanto, rechazó la propuesta realizada por partidos de la oposición de utilizar los recintos de Feria Valencia o la institución Ferial Alicantina (IFA) para instalar allí hospitales de campaña. «No estamos estudiando la propuesta, al presentar los hospitales de campaña se pensó en poder tener unos hospitales más ordenados, con medidas de seguridad y con todos los medios», indicó.

Según recordó, estos hospitales se están habilitando delante de La Fe de Valencia y los generales de Alicante y Castellón «porque el concepto es totalmente distinto» al de instalarlos junto a un recinto ferial, «porque -en el caso valenciano- dependen de un centro que hace de hospital nodriza para atender al de campaña». «Queremos que los hospitales provisionales estén adscritos a un hospital general que hace el seguimiento y tiene el control», y se hace así para que «se disponga de recursos suficientes para dar la mayor atención».

Tanto es así que el pleno del Consell autorizó ayer la tramitación de emergencia y contratación de las actuaciones necesarias para el suministro, instalación y dotación de material básico para los tres hospitales de campaña que se están construyendo. Las actuaciones a realizar incluyen el aprovisionamiento de 1.100 camas. Un 20% de las camas de cada hospital serán para UCI; otro 20% para el servicio de cuidados intermedios; 55% para asistencia de pacientes adultos y el 5% restante para niños.

En la propuesta de contratación se establece un plazo general de ejecución de cuatro meses, pero en los primeros 15 días debe estar a punto la primera fase: plena operatividad de un mínimo de 100 camas, muy lejos de las 500 comprometidas inicialmente.

Leave a Reply