Picassent destina 130.000 euros del superávit a ayudas de emergencia

Desde que el pasado 16 de marzo se decretó el estado de alarma a causa de la pandemia provocada por el COVID-19, la vida cotidiana ha sufrido un cambio radical. La suspensión de las clases, las restricciones de movilidad y ahora, desde hace unos días, la paralización de toda actividad económica, excepto aquella que es esencial, ha provocado que muchas familias vulnerables, que ya de por sí encuentran en circunstancias de dificultad, ahora se encuentren con el gran problema de no poder hacer frente a los gastos económicos habituales.

Por ello, desde el Ayuntamiento se han destinado 130.000 euros del superávit a las ayudas de emergencia. «Desde el Consistorio, no podemos permitir que, ante una crisis como la que estamos viviendo, nadie se quede atrás, sobretodo aquellas familias vulnerables con menores a su cargo y que ahora, más que nunca, necesitan que la Administración Local, la administración pública más cercana, les ofrezca el apoyo y las garantías necesarias para no verse excluidos del bienestar social al que todas y todos tenemos derecho», afirma la alcaldesa, Conxa García.

La concejalía de Servicios Sociales está estos días redoblando esfuerzos, tanto a nivel humano como económico, con el fin de atender las necesidades básicas de las familia más necesitadas. Así, desde que se inició esta situación, se han destinado un total de 21.028 euros en gasto de alimentación, suministros de agua, luz y gas, y recibos de alquiler, que se suman a los 130.000 del superávit, con el fin de garantizar su cobertura.

«El equipo de Servicios sociales estamos trabajando presencialmente al 100 % dedicando todos nuestros esfuerzos para que a nadie le falte lo más básico» afirma el concejal del área, Carles Silla.

Leave a Reply