Maite Quiosquera de Fabre & Sweets: «Lo fácil sería abandonar pero me debo al cliente»

Maite regenta desde hace siete años el quiosco Fabre & Sweets en la calle Ministro Luis Mayans en el barrio de Sant Antoni, en Valencia. Ha reducido el horario pero ella se debe a sus clientes. «Sé que hay necesidad de prensa y revistas porque algunos están un poco agobiados», comenta y reconoce que «lo fácil sería abandonar». Pero con cuidado y respeto por ahora sigue al pie del cañón. «La gente respeta, entran de uno en uno, y yo voy con guantes y mascarilla», dice.

En el barrio quedan pocos quiosqueros que sigan abiertos y explica que «a los que estamos algo nos beneficia», pero con esta situación «se vende muy poco aunque antes tampoco me hacía de oro pero no me podía quejar».

Maite antes de abrir ya había vendido la mitad de los ejemplares de prensa porque se encargaba de repartir en los bares de la zona. Ahora que todo está cerrado ha perdido esa venta que para ella era segura.

No puede negar que es «lo más duro que creo que viviré en la vida», ni tampoco su preocupación. «Por supuesto preocupa por la salud pero la situación económica también será complicada. Espero que salgamos de esta».

Leave a Reply