«La caída de la facturación llega al 80%»

Empresas como las dos que regenta José Durán tratan de sobrevivir sin recurrir a un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE). En concreto, se tratan de dos micropymes; una dedicada al suministro de ferretería industrial, con diez años de vida, y otra especializada en mecanizado y mantenimiento de empresas, con 38 años de trayectoria.

«Antes del nuevo decreto estábamos facturando el 75% de lo habitual. Sin embargo, con las nuevas limitaciones, la caída de la facturación llega al 80%», explica Durán respecto al negocio de suministro de ferretería. En cuanto al taller de fabricación y reparación, la actividad se mantenía en un 45% antes del decreto.

Durán acuerda con los trabajadores recurrir a las vacaciones para capear la crisis

«En las dos tenemos que seguir trabajando porque somos considerados esenciales. Entre nuestros clientes figuran fábricas de pienso, cooperativas, exportadores de cítricos y granjas. Es decir, compañías de primera necesidad», señala el empresario, que destaca que, entre esas empresas, se encuentra la central de Consum en Silla.

En concreto, el taller cuenta con siete trabajadores, mientras que la firma de suministro funciona con tres personas. Para hacer frente a la situación de alarma sanitaria, el personal de administración está trabajando desde casa mientras que los operarios se reparten en dos turnos distintos para disminuir el tiempo de exposición. «No quiero utilizar la fórmula del ERTE. Hemos negociado con los trabajadores y estamos echando mano de vacaciones», expresa Durán.

Por otro lado, estudia la opción de solicitar ayudas para la mercantil de suministro. «La de mecanizado lleva 38 años en marcha y es una empresa más saneada y consolidada, mientras que la de suministro tiene una póliza de crédito», explica.

Durán confía en que su negocio pueda capear la crisis. «Cuando todo vaya mejor la gente se animará a comprar maquinaria. En cuanto a la reparación, trabajamos con distintos sectores, por lo que podemos funcionar. La esperanza es mantenernos sin recurrir a despidos», sostiene.

Leave a Reply