Denuncian a Ribó por no dar protección a los policías locales contra el coronavirus

Más problemas judiciales para el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Una denuncia, presentada recientemente por un grupo de abogados en el juzgado de guardia de Valencia, acusa al primer edil de la falta de medidas de protección en las dependencias de la Policía Local de la ciudad de Valencia. El escrito, en concreto, hace referencia a la falta de sistemas de protección para los funcionarios, circunstancia que, sin duda, aumenta el riesgo de un contagio de coronavirus.

La denuncia dirige la acción penal contra Ribó como principal responsable de esta situación al margen de que, como ocurre en el resto de procedimientos, a medida que avance la instrucción pudiera imputarse responsabilidad a más personas relacionadas con estos hechos. Los policías han tenido que recurrir a sus propios medios para protegerse frente al virus o incluso aceptar la solidaridad de empresas o amigos para lograr guantes y mascarillas, según el escrito. Los agentes pasan buena parte de su jornada en la calle y en contacto con otros ciudadanos, en actuaciones de seguridad ciudadana o en simples controles de tráfico.

La situación de excepcionalidad que se vive con el estado de alarma, no obstante, hará que esta instrucción, si el juez lo considera pertinente, no pueda arrancar hasta que se reactive de nuevo la Administración de Justicia. No hay fecha para el reinicio del sistema, que algunas fuentes judiciales sitúan ya en mayo.

No es la primera acción judicial contra responsables políticos por la gestión del coronavirus. La semana pasada, otro abogado, Mariano Lorente, presentó una denuncia en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) contra el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y también contra el alcalde por su inacción durante los primeros días de marzo y el mantenimiento de los principales eventos deportivos y festivos pese a que ya disponían de información sobre la gravedad de la pandemia. Esta denuncia sostiene que ambos líderes políticos, junto a la delegada del Gobierno, Gloria Calero, pusieron en riesgo la salud de los valencianos al no frenar con diferentes medidas el avance del virus.

De hecho, esta denuncia concentra la inacción gubernamental en el fin de semana del 6 al 8 de marzo cuando ya se habían cancelado numerosos eventos en todo el mundo, pero en Valencia se mantenían las mascletas y los actos en los casales. De igual modo, en esos días también se celebró la manifestación del Día de la Mujer y otros eventos impulsados por el Consistorio, como una paella para más de 2.000 personas de avanzada edad.

Los médicos, por su parte, también han emprendido acciones judiciales, aunque no por la vía Penal. Recientemente, el Sindicato Médico (CESM-CV) presentó una demanda para que la Conselleria de Sanidad dotara a los profesionales de todos los medios de protección.

Las plantillas de los hospitales han sido uno de los colectivos con mayor número de contagios, en un porcentaje más elevado incluso que en otros países europeos, lo que ha evidenciado la carencia de material y de equipos en España.

Leave a Reply