Cuerpo clásico, corazón deportivo

BMW lleva por primera vez el concepto cupé de cuatro puertas, muy popular en segmentos superiores, a la categoría de compactos prémium con el primer BMW Serie 2 Gran Coupé. Todo ello, respaldado por unas innovadoras tecnologías de seguridad, prestaciones y conectividad, una gran funcionalidad y el dinamismo de los coches de la marca alemana.

La base de su potencial dinámico reside en el nuevo sistema de tracción delantera, además de una tecnología de chasis de vanguardia. La tracción delantera permite combinar un mejor comportamiento dinámico con un interior muy espacioso, ya que elimina el clásico árbol de transmisión que atraviesa longitudinalmente el habitáculo de los coches con tracción trasera.

Las respuestas rápidas y precisas del BMW Serie 2 Gran Coupé son claramente perceptibles y potencian la experiencia de conducción. El mérito se debe, en parte, a un actuador de limitación del deslizamiento junto a la rueda. Este elemento mejora notablemente la tracción al arrancar, tomar curvas o acelerar en carreteras secas y mojadas, en condiciones de nieve o hielo; además permite controlar el movimiento de las ruedas de una forma mucho más precisa y rápida que antes.

El actuador de limitación del deslizamiento junto a la rueda trabaja en colaboración con el sistema de control de estabilidad DSC para conseguir una clara reducción del subviraje -una característica típica de los vehículos con tracción delantera-, sin la necesidad de efectuar acciones de corrección de volante para estabilizar los deslizamientos laterales.

Tres motores

El nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé está disponible desde su lanzamiento con una gama de tres motores de última generación, uno turbodiésel y dos de gasolina. Una serie de medidas han mejorado su economía de combustible, con unas emisiones más bajas y, en algunos casos, más potencia que antes.

El motor básico es el tres cilindros de gasolina del BMW 218i, con una potencia de 140 caballos (desde 34.900 euros); mientras que el motor turbodiésel de dos litros y cuatro cilindros que alimenta el modelo 220d genera 190 caballos (desde 45.300 euros). La gama está encabezada por el motor de gasolina de cuatro cilindros con 306 caballos (desde 58.900 euros), que permite al BMW M235i xDrive unas prestaciones muy deportivas. El modelo insignia acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

En la versión de acceso 218i, la potencia del motor se transmite a través de una caja de cambios manual de seis velocidades, pudiéndose elegir opcionalmente la caja automática Steptronic tipo ‘doble embrague’ con siete velocidades. Además, para los modelos más deportivos se ofrece una versión de este mismo cambio, pero con ocho marchas. La conectividad inteligente permite que las dos transmisiones automáticas se adapten a la estrategia de cambio de acuerdo con la ruta programada y las diferentes situaciones de la conducción.

Todas las variantes del BMW Gran Coupé están equipadas con llantas de aleación ligera, de un diámetro que parte de las 16 pulgadas o 17 pulgadas en el modelo básico, hasta las 18 pulgadas en el modelo M Sport y en el BMW M235i xDrive. Las llantas de aleación ligera pulidas de 19 pulgadas de diámetro están disponibles como opcional al igual que un amplio techo panorámico.

Ficha técnica BMW Serie 2 Gran Coupé 218i

Combustible:
Gasolina
Cillindros:
3 en línea
Cilindrada:
1.499 cm3
Potencia:
140 caballos
Velocidad:
215 km/h.
0 – 100 km/h.:
8,7 seg.
Consumo:
Desde 5,4 litros
Emisiones:
123 gr/km.
Largo:
4,52 m.
Ancho:
1,80 m.
Alto:
1,42 m.
Maletero:
430 litros
Precio:
Desde 34.900 euros

El Serie 2 Gran Coupé mide 4,52 metros de largo y 1,80 metros de ancho, con una altura de tan solo 1,42 metros. A pesar de su apariencia deportiva, los pasajeros cuentan con una gran habitabilidad gracias a los 2,67 metros de distancia entre ejes. El interior está remarcado por detalles como los embellecedores retroiluminados con seis colores diferentes, disponibles como opción.

Los pasajeros traseros disponen de una accesibilidad notablemente más cómoda y 33 milímetros más de espacio para las piernas que en el BMW Serie 2 Coupé. Además, la posición de los asientos es 12 milímetros más alta. El maletero tiene una capacidad de 430 litros. Puede ampliarse al abatir los respaldos traseros, con distribución 40/20/40. El portón trasero se abre automáticamente pulsando un botón o con un simple gesto del pie.

El BMW Serie 2 Gran Coupé Black Shadow Edition es una serie especial que se puede reservar por internet.

El BMW Serie 2 Gran Coupé Black Shadow Edition es una serie especial que se puede reservar por internet.

El acceso al sistema opcional de información con control por gestos se realiza a través de dos pantallas agrupadas de 10,25 pulgadas de diámetro. La pantalla Control Display de alta resolución está situada en una posición central, es táctil y queda inclinada hacia el conductor, que puede configurar la combinación de las pantallas a sus necesidades personales.

El BMW Head-Up Display de 9,2 pulgadas a todo color (opcional), facilita la información proyectándola sobre el parabrisas sin que el conductor tenga que desviar su vista de la carretera.

El nuevo BMW Serie 2 Gran Coupé ofrece al cliente una amplia variedad de opciones de personalización en forma de una variante básica y otras cuatro líneas de equipamiento. Por ejemplo, el modelo Luxury Line cuenta con elementos de diseño en aluminio satinado y tapicería de piel Dakota, que aumentan el confort y la sofisticación del coche. Existen también tres niveles de acabado más con un enfoque deportivo.

Sistemas de asistencia

El Serie 2 Gran Coupé se beneficia de una serie de innovadores sistemas de asistencia al conductor procedentes de modelos BMW de segmentos superiores. Dependiendo del sistema en cuestión, las imágenes de las cámaras y los datos recogidos por los sensores de radar y ultrasónicos se emplean para monitorizar el área que rodea al vehículo, para alertar al conductor de posibles peligros o minimizar el riesgo de accidente con actuaciones correctivas en los frenos y la dirección.

El equipamiento de serie incluye el aviso de colisión y de peatones con función de frenado automático en ciudad, que también alerta al conductor de la presencia de ciclistas. El sistema de advertencia de cambio de carril también está incluido de serie, y se activa a partir de 70 km/h, hasta 210 km/h. El control crucero con función de frenado forma parte del equipamiento de serie.

Están disponibles opcionalmente el control de crucero activo con función Stop & Go, que funciona a velocidades de hasta 160 km/h, y el Driving Assistant, con advertencia de cambio de carril, de colisión trasera y de tráfico cruzado. También requiere aumento de precio la asistencia de distancia de aparcamiento que ayuda al conductor de forma automática en espacios perpendiculares o paralelos a la carretera, además de maniobrar en la salida de un espacio paralelo.

El asistente de marcha atrás está disponible también en la lista de opciones, y guarda los movimientos de la dirección para cualquier recorrido que el coche haya realizado hacia delante a no más de 36 km/h. De esta forma, el sistema es capaz de dirigir el vehículo marcha atrás (durante distancias de hasta 50 metros y a un máximo de 9 km/h) siguiendo exactamente el mismo recorrido que cuando avanzó hacia delante, sin que el conductor intervenga.

Otro elemento que forma parte del equipo opcional es la llave digital, que permite abrir y cerrar el coche desde un «smartphone». Al acercar el teléfono a la manilla del coche este se abre, incluso si la batería del teléfono está agotada. El motor puede arrancarse en cuanto el teléfono se haya colocado en la bandeja central o en la zona de carga inalámbrica. Está disponible únicamente para los modelos de teléfono Samsung Galaxy con Android 8.0 o superior.

Leave a Reply