Audi A3 Sportback

Fue el primer premium compacto y, tras tres generaciones, llega de nuevo dispuesto a convencer a los que buscan un coche compacto para todo, pero con la calidad de las marcas de lujo.

Nació en 1996, y rápidamente se convirtió en el compacto de referencia: calidad, equipamiento, mecánicas, diseño, todo encajó para hacer del Audi A3 todo un éxito y, como todos los triunfadores, el A3 tuvo rápidamente seguidores, algunos de la talla del BMW Serie 1 o el Mercedes Clase A, que han hecho que la vida del Audi más vendido en España no sea tan fácil.

Para ponerse al día la marca lanza la que es ya la cuarta generación del modelo, que llega con un chasis evolucionado respecto al actual, nuevo diseño, un interior muy tecnológico y motores con menores emisiones, entre los que destaca uno con etiqueta eco y otro, híbrido enchufable, con etiqueta cero.

Por fuera el Audi A3 incorpora las nuevas claves de diseño de Audi, como una gran parrilla delantera, faros muy ‘tecnológicos’, que pueden ser del tipo matrix-led y, en las versiones S-Line, una apariencia francamente deportiva. El A3 apenas crece en longitud -sólo tres centímetros para alcanzar los 4,34 metros-, y también es un poco más ancho para mejorar el espacio interior y también el comportamiento.

El interior cuenta con pantallas digitales tanto para el cuadro de instrumentos como la pantalla central del equipo multimedia, ahora de tipo táctil. La calidad sigue en aumento, con la llegada de materiales y acabados que mejoran la imagen de liderazgo del A3 en su categoría. Las ayudas a la conducción son sobresalientes, y compartidas con el resto de modelos del grupo Volkswagen con esta nueva plataforma, como el Volkswagen Golf o el Seat León. Control de velocidad con radar, conducción semi-autónoma en atascos y un amplio etcétera de novedades están en la cita de equipamiento del nuevo compacto alemán. Audi se reserva algunas mejoras extra, como la instrumentación en el parabrisas, llamada ‘head-up display’, o el portón trasero eléctrico, un detalle poco habitual en un modelo de este segmento.

En cuanto a los motores, el A3 simplifica su gama, al menos en este tramo inicial de lanzamiento. Se estrena con el motor 1.5 litros gasolina turbo de 150 CV y con dos diésel TDI 2.0 litros con 115 ó 150 CV, todos con tracción delantera y etiqueta C de la DGT. El siguiente paso será el 1.5 turbo con sistema de hibridación ligera y etiqueta eco, seguido del híbrido enchufable con etiqueta cero. Más adelante llegarán las versiones de tracción total Quattro y los modelos deportivos S3 y RS3 y seguramente también versiones más básicas.

En la parte deportiva, se espera que el S3 alcance los 300 CV y el RS3 supere los 400 CV de la gama actual. En cuanto al híbrido enchufable, podrá tener dos versiones, con 205 ó 245 CV, y con una batería apta para recorrer entre 50 y 60 kilómetros, según lo que hemos visto en otros modelos del grupo alemán.

El Audi A3 dice adiós a la versión de tres puertas y también al descapotable. El cambio de tendencias es palpable, y sí que tendrá con total seguridad una versión sedán de cuatro puertas, mientras la marca valora la llegada de un familiar tipo Avant.

La gama ya se ha puesto a la venta en España, con precios desde 29.000 euros, y unidades que ya se pueden configurar a través de la red Audi, abierta también para consultas telefónicas y presupuestos, ya que los concesionarios permanecen cerrados.

Leave a Reply