Africanizando el confinamiento

Arrancamos la segunda quincena de aislamiento por la pandemia del coronavirus y lo que, a priori, parece una noticia negativa, se puede ver también como una nueva oportunidad para ampliar horizontes, conocer cosas nuevas, acompañar a otros seres humanos, leer, bailar y soñar con viajes futuros y futuras experiencias. Todo, desde casa.

MÁS INFORMACIÓN

Por ese motivo, hemos montado una pequeña lista de oportunidades de conocimiento de las culturas del continente africano que esperamos que pueda ayudarnos a dulcificar el encierro y que incluyen arte, música, cine y literatura. Se trata de una iniciativa que emprenderemos cada semana y que se irá nutriendo fundamentalmente con descubrimientos, novedades y propuestas en redes.

Para empezar esta nueva (y esperamos que breve) sección, recomendamos la campaña #Yomequedoencasa… con el buen cine africano, que permitirá a partir del jueves el visionado gratuito de 40 títulos disponibles en el Canal de vídeo de Cine Africano en español. Se trata de una iniciativa de Casa África, el Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT) y la Universidad de Sevilla, a través del CICUS, y es totalmente gratuita. El programador, profesor de cine y crítico cinematográfico Javier H. Estrada y Marion Berger, programadora del FCAT, servirán de guías en esta experiencia. Para obtener los códigos que permiten ver las películas gratuitamente, basta con enviar un email indicando dos títulos del catálogo a cultura@casafrica.es.

En lo que se refiere al arte, los compañeros de Wiriko nos recomiendan visitar el Zeitz de Arte Contemporáneo de África (Zeitz MOCAA), situado en Ciudad del Cabo, y el Museo de Artes contemporáneas de la diáspora africana (MoCADA), que se encuentra en Brooklyn, Nueva York. El primero es el del museo más grande del planeta dedicado al arte contemporáneo del continente y su diáspora. En este momento concreto, se puede seguir su actividad en redes a través del hashtag #MOCAAFromYourCouch (MOCAA desde tu sofá, traducido del inglés).

[embedded content]

En el segundo caso, el MoCADA ha puesto a libre disposición del público su archivo digital, con material variado y exclusivo recopilado a lo largo de sus dos décadas de vida. A nivel de nuestro territorio, Casa África acaba se subir a su canal de Youtube un recorrido por su última exposición, Ever Young, del fotógrafo ghanés James Barnor.

Africanizando el confinamiento

En Facebook, es recomendable seguir al artista plástico marfileño Jacob Bleu, propietario de la galería Le Basquiat, en Abiyán, y director de los Encuentros Internacionales de Artes Visuales y Numéricos de Abiyán (RIANA). Jacob Bleu comparte información y recorridos por obras de arte de museos de todo el mundo, pero lo más generoso y sugerente que hace es aprovechar la reclusión para subir a su muro perfiles de artistas compatriotas, como Cesar Dogbo, GrahPoll o Armand Boua, ilustrados con imágenes de sus obras. También deja abierta la puerta de su taller en Instagram para compartir algunos de sus momentos de inspiración y trabajo.

MÚSICA

A veces lo olvidamos, pero la música sirve para pasar mensajes. La función social del arte sigue muy presente en muchas culturas africanas, así que los artistas del continente vecino han puesto manos a la obra para concienciar sobre el coronavirus y acompañar a sus conciudadanos en la crisis actual. Te ofrecemos algunas alternativas para formar parte de este movimiento solidario y sensibilizador: el tema del colectivo senegalés Y’en a marre; al presidente liberiano George Weah cantando contra el coronavirus; la canción Stop Corona del sello Rockteam Music, la aportación del opositor ugandés Bobi Wine, el proyecto colectivo Na fi Jogge (and Xeen Corona), la propuesta sensibilizadora del veterano Koffi Olomide y las piezas We’ve got this, de Ndlovu Youth Choir y Dancing let’s fight Covid-19, de Masaka Kids Africana.

[embedded content]

Si lo que quieres es escuchar música africana o afro sin pensar en el coronavirus, también hay opciones. La playlist Coronafrica, de Djolo.net y en Spotify, es una auténtica delicia con un tesoro de ritmos felices para soñar. Además, en Instagram podemos apuntarnos a las sesiones de adakenve_dj o las fiestas afroelectrónicas de Kamayakoi. En esta última plataforma, si se  van los pies, siempre quedarán las coreografías de Kof_don para quemar calorías y levantar el ánimo. Para buena música en directo, Nayaband ofrece un concierto en directo aquí, el domingo a partir de las 19.30 (hora canaria).

LITERATURA

En lo que se refiere a la literatura, estamos de suerte. La escritora zambiana Zukiswa Wanner es la impulsora del Afrolit Sans Frontières, el primer (y esperemos que no último) festival virtual de literaturas africanas. Se celebró hasta el pasado lunes 30 de marzo, cuando la propia Wanner cerró el ciclo desde Nairobi, vía Facebook. Para localizar material de este festival virtual y más contenidos interesantes, conviene un paseo por el perfil en Facebook del bloguero literario James Murua.

Portada dePortada de Nocturna Ediciones

El Afrolit se desarrolló durante una semana e incluyó en el programa a dieciséis escritores de diez países, ubicados en quince ciudades diferentes. Era la ocasión perfecta para descubrir a través de las redes las voces de autores como Hawa Jande Golakai, Leye Adenle o Maaza Mengiste, si todavía no los conoces. Encima y si se necesitaran más alicientes, el hilo conductor del programa era el sexo.

El Afrolit no es un caso aislado: hay más literatura africana en directo y en vivo en las redes. Otro ejemplo es el de la comunidad virtual Word N Sound Poetry and Live Music Series, en Sudáfrica, que propone llevar el slam hasta las redes con su iniciativa #PoetryLeague. Búscalos en Facebook y síguelos el último sábado de cada mes, a las 13.00 horas (hora peninsular española), en directo.

Nuestra compañera Sonia Fernández indica que este es un buen momento para la relectura de El caso Sankara, de Antonio Lozano, y recomienda a los más pequeños las historias del volumen Los cuentos del erizo, contados por mujeres saharauis. Para el público juvenil, puede resultar interesante Bruja Akata, una novela de magia, jujuismo y Nigeria escrita por Nnnedi Okorafor. Nos encontramos en el momento perfecto para embarcarnos en lecturas lentas y largas, como la de la trilogía de Mia Couto. Si es posible acercarse a novedades, tientan títulos como La vida sin maquillaje (Maryse Condé), Nuez de coco (Matlwa Kopano) o una obra de teatro, Samo, escrita por Koffi Kwahule.

Para finalizar, recomendamos esta emotiva pieza de periodismo Dadá de Pere Ortín, fruto de una conversación inacabada con Binyavanga Wainaina. Música, arte y amor para recordar a un autor que llevamos en el corazón.

Puedes seguir nuestro blog África no es un país en Twitter y Facebook.

Leave a Reply