Fallece a los 92 años el empresario Silvino Navarro, fundador de AVE, CEV y la CEOE

El empresariado valenciano está de luto por la pérdida de Silvino Navarro Vidal, fallecido en la madrugada del sábado a los 92 años, tras una vida entera dedicada al negocio familiar de fabricación de curtidos de bovino, Incusa, en paralelo a una destacada labor que le valió la Distinción al Mérito Empresarial y Social de la Generalitat en 2017.

Fue fundador y primer presidente de la Asociaciación Valenciana de Empresarios (AVE), entre los años 1981 y 1984, además de ser el impulsor de la patronal valenciana CEV y miembro fundador de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en 1981.

Nacido en Monóvar (Alicante) el 16 de junio de 1927, Silvino Navarro estudió hasta el Bachillerato en el Colegio de los Jesuitas de Valencia. Ingeniero químico por el Instituto de Química de Sarrià de Barcelona, completó su formación con cursos de especialización en la Escuela Tenería de Igualada, así como en varias industrias químicas de Alemania, según señala José Pastor Navarro en el ‘Diccionario biográfico de personajes alicantinos’.

Silvino Navarro, «un guerrero empresarial» que siempre acompañó a la CEV

Desde pequeño conocía bien el entorno industrial, ya que su padre poseía una fábrica de aceite que abastecía a La Industrial Turronera, también de su propiedad, como relata Ramiro Reig en ‘Empresarios valencianos de la A a la Z’. Tras la Guerra Civil, los Navarro Vidal se instalaron en Valencia, donde años después constituyeron la empresa familiar Incusa, hoy ubicada en Silla y dedicada a la fabricación de curtidos.

El negocio proviene de la antigua fábrica Hijos de Vicente Vicens, fundada en 1932 en Mislata y de la que se convirtieron en socios mayoritarios en 1940, cuando Silvino Navarro Vidal tomó las riendas junto a su padre, Silvino Navarro Rico. En 1952, se constituyó como Incusa.

Al frente de Industrias del Curtido, y con el bagaje adquirido en Alemania, donde escaló de obrero de planta a técnico de laboratorio, Silvino Navarro convirtió una fábrica de medio centenar de trabajadores en un grupo, Sedenas, que amplió el negocio del cuero al curtido de pieles para la confección de abrigos, calzado, complementos, marroquinería o guantes. Junto a Incusa, englobó firmas como Inpelsa, Tenerias Argent, Tenerias Alfa, Espiel y Dercosa, de la que fue presidente, como de Tenerías Omega.

«Un ingeniero de planta al estilo alemán»

Cuentan sobre él que no fue «un empresario tradicional ni un ejecutivo agresivo a la moda americana, sino un empresario de bata blanca, un ingeniero de planta al estilo alemán«, en una época en la que escaseaban los titulados, tanto como lo harían, décadas más tarde, los empresarios con conocimientos técnicos.

En su faceta como representante empresarial, Silvino Navarro presidió el Consejo Español de Curtidores entre los años 1978 y 1982 y fue vicepresidente de la Federación Europea de Industriales del Curtido de la CEE (Cotance) de 1990 a 1994, así como presidente de honor de la Asociación Regional de Empresarios del Curtido en 1990.

Vicente Boluda: «Silvino Navarro era como un padre para mí, él me llevó a AVE»

Además de ostentar las máximas responsabilidades dentro de su sector, fue miembro fundador de la patronal española, de la valenciana y también de AVE. El empresario alicantino, de hecho, ejerció como uno de los grandes motores de la influyente asociación que actualmente preside el naviero Vicente Boluda y agrupa en su directiva a empresarios como Juan Roig (Mercadona), Araceli Císcar (Dacsa), Adolfo Utor (Baleària) o Federico Michavila (Torrecid). En su Asamblea General de 2019, le sorprendieron con un emotivo homenaje.

Silvino Navarro presidió el Patronato de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados entre 1989 y 1997, entidad que le agradecía este sábado «sus años de apoyo y respaldo«, como patrono desde sus inicios. En ese ámbito, el empresario promovió los Premios JaimeI de Investigación, Economía, Medio Ambiente y Medicina Clínica.

Por otro lado, fue también miembro de honor del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia y vicepresidente del patronato de la Escuela Superior de Estudios Empresariales de Valencia (ESEE).

En 2017 obtuvo la Distinción al Mérito Empresarial y Social de la Generalitat, en reconocimiento a su trayectoria y, en especial, a su contribución a la representación y promoción del sector empresarial valenciano. «Se va un pionero del asociacionismo empresarial», afirmó el ‘president’ Ximo Puig, que recordó a Silvino Navarro como «un avanzado en la implicación del mundo de la empresa en la sociedad civil».

Su legado, ejemplo para todos

«Ha sido maestro para muchos de los que han hecho de sus ideas y proyectos empresas de éxito», subrayó, con ejemplos como Incusa, «una industria familiar que ha sabido adaptarse a los tiempos», a cargo ahora de otra generación. «Un legado que sirve de ejemplo para todos los empresarios y empresarias de la Comunitat Valenciana», concluyó Puig.

También expresó públicamente su pésame la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, por la pérdida de un ejemplo de la «creación de riqueza, prosperidad y empleo» empresarial. Como hizo, entre otros, el portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, que definió a su compañero en la ejecutiva de Casa Caridad como «un gran empresario comprometido y mejor persona».

Leave a Reply