Un parto de mellizas en tiempos de coronavirus

La sociedad está viviendo unos en los que casi todo parece conducir a la crisis, a los positivos en coronavirus y a las muertes. Pero frente a esos momentos convulsos otras noticias llenas de vida tratan de abrirse paso y aportar una brizna de luz y esperanza. Ese es el caso del nacimiento de las mellizas Berta y Carla en el Hospital de Dénia. Llegaban al mundo a pocos metros de donde los médicos atienden a los afectados por la pandemia. La pequeñas nacieron el lunes tras una cesárea programada y ya están en casa, en Pego, sin percatarse de que están guardando cuarentena junto a sus padres, como el resto de la población. Clara Pastor y Josep Sastre llegaron al centro hospitalario el día 23 a primera hora de la mañana. Se presentaron con guantes y mascarilla. Estaban listos.

Cuando a la futura mamá le dijeron la fecha todavía no se había decretado el estado de alarma. Pero después, al ver que se acercaba el día fijado y la situación empeoraba, “me asusté”, reconoció ayer Clara. Sufría más que nada por la familia, que no podría ir a ver a las niñas.

Y todo fue bien. Según recalcó, “la experiencia ha sido de 10” porque “había buen rollo” y el personal se volcó en ella. “Parecía un mundo paralelo al drama de las noticias”, comentaba aliviada. Al nacer, el padre pudo hacer el “piel con piel” con sus pequeñas. El jueves ya les dieron el alta y se fueron a Pego. Estos padres primerizos esperan ahora el momento de que toda la familia pueda conocer a las mellizas.

En el centro hospitalario vienen al mundo una media de tres bebés al día, igual que antes del Covid-19

La historia de estas pequeñas es habitual en el hospital de la capital de la Marina Alta, donde la media de nacimientos se sitúa en tres bebés al día. Esta cifra se ha mantenido las dos semanas de confinamiento, según Josep Mut, jefe del Servicio de Pediatría del Departamento de Salud de Dénia. Mut remarcó que no tienen casos de afectación de madres con coronavirus, pero hay establecido un protocolo. Empieza con circuitos diferenciados, por lo que las embarazadas van por una zona de tránsito segura. Después, el parto lo atiende personal diferenciado, con el mínimo de gente posible y la mayor protección para minimizar riesgos.

El jefe de Pediatría recomendó a las futuras mamás que acudan al hospital sin temor cuando llegue el momento y que no traten de apurar al máximo porque no hay colapsos. Según subrayó resulta más peligroso demorar el viaje. Además, tienen un ala diferenciada en la que además hay una zona separada para cualquier madre con sospecha de Covid-19. Los partos siguen el mismo proceso que antes. Incluso se mantiene el “contacto piel con piel” de la madre con su bebé, eso sí con mascarilla y limpiando la zona. Además insiste en la importancia de la lactancia materna, que supone la “primera vacuna natural” de la criatura”.

Josep Mut, jefe del Servicio de Pediatría del Departamento de Salud de Dénia.

Josep Mut, jefe del Servicio de Pediatría del Departamento de Salud de Dénia. / LP

Leave a Reply