El Valencia CF conmemorará este domingo su primer ascenso a Primera hace 89 años

El Valencia CF conmemorará este domingo, 29 de marzo, 89 años del primero de los dos ascensos de su historia a Primera División, que se ratificó en el campo de El Molinón de Gijón en la penúltima jornada de la Liga 30-31 de Segunda División.

El equipo valenciano logró el ascenso a pesar de perder por 2-1 ante el equipo asturiano, ya que tenía ventaja de tres puntos, cuando se obtenían dos por victorias, sobre sus perseguidores, pero éstos también cayeron aquel día.

El Atlético de Madrid perdió en Castellón por 4-1 y el Sevilla en su visita al Deportivo en La Coruña por 2-1, lo que consumó el ascenso valencianista en su tercera campaña en Segunda División, categoría en la que jugaba desde la fundación de la Liga tres años atrás, en la temporada 1928-1929.

Posteriormente el 5 de abril, el Valencia cerró la temporada con un triunfo por 6-0 en Mestalla ante el Betis, nueve días antes de que se proclamara la república en España, por lo que el equipo logró su ascenso en un país monárquico y debutó en Primera en la siguiente campaña en uno republicano.

El equipo del ascenso estuvo dirigido por Anton Fivèbr y la alineación más habitual de aquel año fue la integrada por Cano, Melenchón, Torregaray, Salvador, Molina, Amorós, Torredeflot, Picolín, Vilanova, Juan Costa y Sánchez.

También llegaron a competir en aquella campaña, hasta completar una lista de veintiún jugadores, Arilla, Manuel Conde, Tonín Conde, Imossi, Jesús Navarro, Octavio, Pasarín, Perona, Luciano Ricart y Rino, ya que el segundo guardameta, Villarroya, no llegó a participar en este torneo.

Lo cierto es que el conjunto valenciano vivió aquel día el momento más importante de sus primeros doce años de existencia, ya que con ese ascenso se incorporó a la élite del fútbol español, en la que ha permanecido desde entonces con excepción de la campaña 86-87, en la que jugó nuevamente en Segunda.

El Valencia de aquel campeonato, disputado exclusivamente por diez clubes durante dieciocho jornadas, fue muy regular, ya que ganó doce partidos, empató dos y perdió en cuatro ocasiones.

Resolvió con victorias sus nueve encuentros como local y fuera de casa ganó a Betis, Deportivo y Murcia, igualó con Castellón y Oviedo y perdió frente a Atlético de Madrid, Iberia de Zaragoza, Sevilla y en el choque del ascenso ante el Sporting.

Con 37 tantos a favor no fue el máximo realizador de la categoría, pero con veinticinco en contra fue uno de los dos equipos menos goleados junto al Sevilla.

Aquel éxito metió al conjunto valenciano entre los grandes del fútbol nacional aunque inicialmente el Valencia no se convirtió en uno de los más potentes del momento, ya que incluso vio peligrar la permanencia dos años después.

La década de los treinta fue de adaptación al nuevo escenario para un club que todavía no había alcanzado la mayoría de edad y que era de los más jóvenes de la élite del fútbol español.

Desde el ascenso hasta el parón de las competiciones en 1936 como consecuencia de la Guerra Civil, la mayor gesta del Valencia fue la disputa de la final de la Copa del Rey de 1934, perdida en Barcelona contra el Real Madrid.

Tan solo después de la guerra, el Valencia pasó a ser uno de los grandes del país con dos títulos de Liga y tres de Copa en la década de los cuarenta.

Leave a Reply