Begoña Rodrigo: «Hay que volver de esta con las botas puestas»

DESDE LA VENTANA DE…

Vista de Begoña Rodrigo desde su casa/LP

Vista de Begoña Rodrigo desde su casa

Vista de Begoña Rodrigo desde su casa / LP

Con vistas al Mediterráneo, la cocinera de La Salita pasa estos días con su madre, su hijo y su expareja, guisando con tiempo y paciencia y preparando un futuro mejorado

Marta Hortelano

BEGOÑA RODRIGO recomienda:

UN LIBRO

‘El club de los mentirosos’

Mary Karr. Periférica. 512 pág. «Me enganchan los libros de personajes atormentados. Aquí las salidas de los que mienten son tremendas»

UNA SERIE

‘Foodie Love’

Isabel Coixet. Disponible en HBO. «Tiene toda la sensibilidad de Coixet y cuenta verdades como puños. La música, la fotografía y el sexo contenido me crean una armonía perfecta»

UN DISCO

‘Revolutions. Live at Wembley’

Biffy Clyro (2011). «Me recuerda al mejor concierto que he vivido últimamente, en Mundaka, con alguien que me ha reenganchado

Begoña Rodrigo no había pasado tantos días seguidos en su casa ni cuando dio a luz a su hijo, Mik, hace ahora siete años. Esta intrépida cocinera ha cambiado las vistas de su Salita por las del mar. Desde su ventana ve «una nueva oportunidad de hacer las cosas mejor», para cambiar su orden de prioridades y, por qué no, para tomar un nuevo impulso para lo que está por venir.

Y es que cuando todo esto pase, abrirá la nueva ubicación en la que instalará La Salita, que compartirá casa en el centro de Ruzafa con El Huerto, el proyecto que estrenará tan pronto sea posible. El viejo local de su estrellado restaurante será una «casa de rellenos», así que el confinamiento es un no parar de ideas para ella. Dice desde su terraza en la Patacona que no era consciente de las cosas que a diario resolvía «a salto de mata», sin reparar en lo que quedaba por hacer o se podía mejorar. Así que está aprovechando para ordenar sus ideas y, por qué no, sus armarios, como toda hija de vecino. Ella pasa estos días de aislamiento con su madre, su hijo y su expareja. «Una lección de civismo», bromea. Y a pesar de que es una disfrutona de la cocina, ahora en casa sigue guisando para los suyos «con tiempo y ganas». Como ella es optimista nata, no duda: «Esto pasará y como todos lo estamos pasando mal, volveremos en igualdad de condiciones». Eso sí, ella no deja tregua para que la vuelta la pille «con las botas puestas».

Begoña Rodrigo

  • Profesión: Cocinera y empresaria
  • Nacimiento:Valencia, 1975
  • Formación: Estudió ingeniería industrial

Leave a Reply