Vecinos de Molló adaptan parcelas para soterrar líneas eléctricas y acabar la urbanización

Los vecinos de las urbanizaciones Molló 2 y 3 de Gandia han adaptado sus parcelas para que la empresa Iberdrola pueda soterrar las líneas eléctricas, paso fundamental para poder dar por acabados estos residenciales tras casi 15 años de espera.

Los 90 propietarios han realizado las obras necesarias para que la empresa suministradora pueda canalizar los conductos. Han habilitado espacios para conectar cada vivienda con la red mediante los conductos que soterrará en unos meses.

El vicealcalde de Gandia y edil de Urbanismo, Pep Alandete, indicó que de los 90 propietarios “prácticamente todos han realizado la actuación”. “Quedan algunos terrenos pendientes, ya que hay parcelas de las que se desconoce los titulares”, agregó el concejal de Compromís.

Ahora, sólo cabe esperar que Iberdrola inicie los trabajos: “Esperamos que sea para finales de año. No sabemos si la crisis del COVID-19 generará algún tipo de demora, pero creemos que no, ya que la actuación estaba prevista para finales de año“.

Alandete precisó que desde la empresa han mostrado la voluntad de realizar estos trabajos para mejorar el servicio. El edil añadió que el tiempo estimado de la actuación es “dos o tres meses”, por lo que, si arranca a finales de este año, puede estar acabada en los primeros meses de 2020.

Una vez que esto ocurra, los técnicos del departamento de Urbanismo realizarán un informe sobre la situación de estos dos residenciales y darán por acabada la urbanización, que arrancó en la legislatura 2004-2007.

Leave a Reply