La meta del 1 para doblegar la curva

Desde que fue diagnosticado el primer caso de Covid-19 en España, hace ya casi dos meses, la curva del total de infectados sigue subiendo. Se intuye que el ritmo de contagio es cada vez más lento, pero los gráficos diarios solo muestran un crecimiento exponencial. En cambio, si se muestra la evolución de la pandemia a partir de su ritmo de crecimiento a medio plazo la curva tiene ya otra pinta y muestra un panorama diferente.

El objetivo es visualizar el ritmo de crecimiento de los contagios cada cuatro días. O lo que es lo mismo, por cuánto se multiplica el número de infectados diagnosticados cada cuatro días. Este análisis elimina las variaciones diarias y aporta una visión más global. Es la aportación que hace Francesc Pujol, profesor de la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra, quien sugería esta semana en un hilo de Twitter un acercamiento diferente a los mismos datos que facilita el Ministerio de Sanidad día a día.

La visualización de los casos totales sube sin tener un techo fijo. Se frenará, pero no bajará nunca. También es posible mostrar el cambio con la evolución de los nuevos casos diarios. Conforme se controle la pandemia (y teniendo en cuenta la cantidad de test que se realicen), esta cifra bajará. No obstante, aunque sí parece que se ralentiza su crecimiento, este dato por el momento sigue creciendo. Pero, ¿cuánto? Esa es la respuesta que aporta el análisis de la multiplicación de los casos cada cuatro días. Y añade además una meta: el 1. Un número que implica que los nuevos casos se han estancado. Si el número ‘x’ del día 4 se multiplica por 1 en el día 8 (cuatro días después) sigue siendo ‘x’. Eso quiere decir que no ha habido nuevos contagios y se ha controlado el brote.

En España se cumplen este domingo los primeros 15 días del estado de alarma y hasta el jueves 26 los casos se han multiplicado por 2. Tomando como referencia el día en el que se superaron los 100 contagiados diagnosticados, el 2 de marzo, se observa que desde el periodo del 6 al 10 de marzo el crecimiento se ha ido ralentizando. Si este mismo análisis se realizase con los datos aportados hasta el viernes 27, tomando como referencia el total del día 23, el resultado es algo menor: 1,9. Sigue bajando.

Es una evolución similar a la que se observa en Italia, teniendo en cuenta que el inicio del brote en este país (entendido aquí como el primer día en el que se superan los 100 contagiados) ocurrió el 23 de febrero. Por tanto, se compara los periodos del día 1 al 25 del brote en España y del 10 al 34 en Italia, teniendo ambos países una respuesta similar en cuanto a las medidas adoptadas. Por otra parte está el caso de Estados Unidos, que contaba con 98 diagnosticados a 2 de marzo y que sin tomar medidas se ha disparado a más de 80.000.

Es necesario tener en cuenta que las cifras de personas infectadas variarían dependiendo del número de test que se realicen. Se estima que un 80% de los contagiados son asíntomáticos o tienen síntomas leves, lo que implica que es más difícil que sean diagnosticados, a no ser que el país haga estos test a una gran cantidad de la población, como en Corea del Sur o Alemania. Si un país está realizando solo los test a las personas más graves y de repente cambia y los realiza a todas, la multiplicación sufrirá una gran variación. Por ello, es más aproximado el mismo dato en personas fallecidas, ingresadas o en UCI.

Leave a Reply