Paterna crea un protocolo para el refugio municipal de animales para garantizar la seguridad

Las consecuencias de la crisis sanitaria por el coronavirus también afecta a los animales, aunque de forma indirecta. Para que esto no ocurra, la empresa municipal Gestión y Servicios de Paterna (Gespa), encargada de la gestión del refugio, ha creado un equipo humano formado por coordinadores y voluntarios que colaboraban habitualmente con el centro y ha establecido unos protocolos de paseo para los animales adaptados a esta nueva situación.

De esta manera, el personal de Gespa sacará a los perros los jueves y sábados, entre las 9 y las 13 horas, y se incorporan los voluntarios. Cada uno de ellos, que contará con una autorización, podrá manipular únicamente una correa y los recorridos se realizarán en pareja, manteniendo la distancia de seguridad recomendada. El trayecto de los paseos será similar al que ya se realizaba, desde el refugio hasta la zona de esparcimiento canino de Fuente del Jarro.

Con estas medidas de coordinación, protección y seguridad, el equipo de Gobierno municipal ofrece a los animales que se albergan en las instalaciones municipales la misma atención de la que ya disfrutaban antes del estado de alarma, asegurando unas condiciones de cuidado y atención óptimas, independientes a la situación de crisis.

Leave a Reply