Hace dos semanas se infectaban 2.000 valencianos cada día

Una de las claves más importantes del coronavirus es su transmisión, a cuánta gente es susceptible de contagiar de promedio un positivo. Esta variable se mide con lo que se conoce como número Ro –número básico de reproducción–. Lo importante es reducir al máximo ese número y se puede empezar a respirar cuando se sitúa por debajo de 1. En la Comunitat Valenciana, según el estudio que lidera la Politécnica de Barcelona, con los datos obtenidos hasta ayer y con referencia de la última semana el número Ro es de 1,8 contagios por persona infectada. En España la media es de 1,9 y en Madrid, una de las ciudades más castigadas del mundo, ahora mismo es de 2,1

En la Comunitat, con la explosión de la pandemia, la variable de contagio se llegó a situar en 12 por infectado aunque en los últimos días el dato ha mejorado y se ha situado por debajo de 2.

Con los datos oficiales anunciados ayer por la conselleria de Sanidad, la estimación es que el pasado 6 de marzo los casos reales (diagnosticados y no detectados) superaban los 13.000, por lo que el ritmo estimado de contagios al día, según el informe, eran de 2.000 valencianos. Las cifras demuestran que el listado oficial de positivos se aleja mucho de las estimaciones basadas en modelos matemáticos que predicen a tres días vistas y mantienen una línea de aciertos constantes.

En la Comunitat Valenciana la previsión es que hoy se cierre con alrededor de 2.791 positivos (175 más), mañana se superará la barrera de los 3.000 infectados para llegar a 3.053 (262 más que el día anterior) y que el sábado la consellera de Sanidad apunte al menos 3.300. La peor de las predicciones, dentro de las horquillas que se manejan, es que pasado mañana se rocen los 4.000 infectados por coronavirus en la Comunitat Valenciana.

Uno de los grandes dramas de la Comunitat es que el número de fallecidos mantiene una curva ascendente con un porcentaje de subida alto. En general, y según los números y la información que se maneja, son personas que contrajeron la enfermedad antes de las medidas de confinamiento. El coronavirus, según varios estudios publicados, mata a los 18 días de media, por lo que estos infectados fallecidos vendrían principalmente de la primera semana de marzo, cuando todavía el Gobierno no había decretado el estado de alarma. Esta semana, como ya anunció Pedro Sánchez, va a ser dura por el número de fallecidos aunque la que viene es clave para saber si la pandemia se controla.

Leave a Reply