El coronavirus impide a Elche enviar las palmas blancas al Papa y a los reyes

A pesar de que este año las circunstancias obligarán a no celebrar el Domingo de Ramos en las calles por la expansión del coronavirus, la emergencia sanitaria ha impedido que el Ayuntamiento de Elche envíe las palmas blancas elaboradas por la familia Serrano-Valero a las autoridades, que cada año las reciben puntualmente.

Así se lo ha transmitido el alcalde, Carlos González, a través de una carta personalizada a cada una de las personalidades que cada año son obsequiadas con la palma blanca artesanal ilicitana, típica del Domingo de Ramos.

La ciudad las envía cada año al rey Felipe VI; a la reina Letizia; a su Santidad el Papa de Roma; a los presidentes del Gobierno y la Generalitat; al obispo de Menorca, Monseñor Francisco Conesa Ferrer; al alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón Ipas; y, al obispo Orihuela-Alicante, Monseñor Jesús Murgui.

«Aunque este año me hubiese gustado de nuevo enviarle una palma blanca elaborada mediante métodos completamente artesanales conservados a través del tiempo por las familias ilicitanas, la actual emergencia sanitaria que estamos sufriendo me impide cumplir con esta tradición tan valorada por la corporación que presido», expone el alcalde en su carta a las autoridades.

González recuerda que estas palmas se elaboran siguiendo el mismo proceso que las que los vecinos de Elche portan habitualmente en la celebración del Domingo de Ramos, que fue declarado Fiesta Turística de Interés Internacional en el año 1997. Asimismo, la declaración por la UNESCO del Palmeral de Elche como Patrimonio de la Humanidad -en noviembre de 2000- y del Misteri d’Elx como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad -en mayo de 2001- han venido a reconocer y reforzar el valor de este legado cultural inmemorial transmitido por generaciones de ilicitanos a lo largo de los siglos.

Leave a Reply