Aficionados del Valencia CF proponen destinar el dinero de su abono a la lucha contra el COVID-19

Las campañas solidarias para la lucha contra el COVID-19 no dejan de brotar. Desde un aplauso a las 20 horas en los balcones por los sanitarios o fabricaciones caseras de mascarillas en salones que se convierten en talleres de costura. Todo el mundo intenta ayudar dentro de sus posibilidades. Y entre los aficionados del Valencia no iba a ser menos. El miércoles, un abonado blanquinegro publicó un tuit en el que decía en el que en el caso en el que el club blanquinegro pensara «devolver el dinero de lo que resta de temporada» podrían quedarse con su dinero «y donarlo en la lucha contra el COVID-19 para material sanitario o lo que sea más necesario»; el mensaje cerraba con el hastag #QueMiAbonoSeaUtil. En apenas una hora, ya había más de un centenar de socios del club de Mestalla que se habían unido a la propuesta del aficionado.

Este gesto de los aficionados llega sin saber todavía cuándo se reanudará LaLiga (la única competición en la que siguen vivos los de Albert Celades), parada hasta que el Gobierno así lo considere. El Valencia, otra temporada más, incluyó en el abono de la temporada todos los partidos que se iban a disputar en Mestalla en la 2019-2020, el pasado 10 de marzo, justo antes del encuentro de Champions League ante el Atalanta en Mestalla, el Valencia envió un comunicado a sus socios en el que aseguraba que estaba estudiando cómo iba a proceder para compensarles por ello. Han pasado apenas 15 días de aquello pero la situación ha cambiado demasiado y los seguidores están dispuestos a ayudar a los enfermos y las personas que están en primera línea de la crisis sanitaria.

Si hay un equipo en LaLiga en el que el runrún del coronavirus suena desde hace tiempo es precisamente el Valencia. Un mes atrás, el equipo de Celades jugó en San Siro frente al Atalanta, los 2.500 aficionados blanquinegros que fueron al partido, sobre todo aquellos que se desplazaron en avión, ya empezaban a notar algunas medidas en los aeropuertos de un país, el italiano, que iniciaba su batalla contra el coronavirus. Pero nada que ver con lo que ocurre hoy en día. Ayer, el alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori, aseguró que los 40.000 aficionados que fueron a Milán a ver aquel partido se contagiaron allí.

Leave a Reply