Los policías critican la falta de uniformes de repuesto para tratar casos de coronavirus

valencia. Al igual que ocurre con los sanitarios, la falta de recursos en la Policía Local de Valencia empieza a hacer mella en la paciencia de los sindicatos. El SPPLB y el STAS criticaron ayer con dureza la escasez de material, incluso de uniformes de repuesto para cambiarse después de tratar con personas afectadas por el coronavirus.

«Desde el SPPLB queremos dejar constancia y denunciar públicamente la ineficacia en la gestión del Ayuntamiento respecto a la Policía Local en cuanto a material y uniformidad», fue el duro arranque de este sindicato, para el que la crisis sanitaria esta demostrando que «entre otros servicios esenciales, la seguridad es fundamental. Los policías deben seguir en la calle velando por todos, por muy difíciles que se pongan las cosas».

La gota que ha colmado el vaso es la orden de la Jefatura para dejar de usar los chalecos de protección compartidos, porque éstos pueden ser un foco de contagio del virus. «Una gran cantidad de efectivos policiales en la calle no tiene asignado chaleco personal, cuando llevamos varios años reclamando a la delegación que cada policía tenga su chaleco de forma individual», dijeron.

Los agentes piden que se cumpla el protocolo de distancias en el armero y las recogida de emisoras por las aglomeraciones «Recomiendan lavar la ropa a diario con agua caliente y muchos compañeros sólo tienen un pantalón»

También ha causado estupor la recomendación de «lavar la ropa de trabajo diariamente y a alta temperatura para desinfectarla, cuando la mayoría del personal sólo tiene un pantalón, una cazadora y un par de polos para trabajar; prendas que, en muchos casos, ya se encuentran deterioradas por su uso. Esto provoca que no se puedan seguir los consejos de forma adecuada, con la exposición al riesgo que ello supone». El SPPLB dijo que este lunes se publicó una orden donde se establece claramente la obligación de todos los miembros de la plantilla de tener en su taquilla una segunda uniformidad, para poder cambiarse en caso de atender algún servicio con alguna persona con síntomas de coronavirus.

«Es una orden imposible de cumplir, después que la mala gestión municipal haya dejado perder los presupuestos de 2018 y 2019 sin ejecutar y que la ropa que hace ya más de dos años tenía que haber llegado aún esté sin repartir ¡La mayoría de policías no tenemos un segundo uniforme!, ¡Sólo tenemos un pantalón ya desgastado y dos polos desde 2017 para prestar servicio de normal!», aseguraron.

En la misma línea, el sindicato STAS reclamó la compra de guantes, mascarillas y gel. «Entendemos que no debe resultar fácil la adquisición, pero exigimos un esfuerzo ingente de la Corporación, ya que la Policía Local es una de las más expuestas del Ayuntamiento».

Para este sindicato, la restricción del acceso a la zona de oficinas en las unidades por parte del personal no autorizado es acertada, aunque «no en todas se realiza. Reclamaron que se apruebe un protocolo para la zona de emisoras y armero, sobre todo a la hora de finalización de los turnos ya que han observado la gran acumulación de compañeros». Por último, subrayan igual que el anterior sindicato el cumplimiento del segundo uniforme «es complicado debido al mal endémico de la Policía Local en la falta de uniformidad, no todos los compañeros tienen muda doble.

Leave a Reply