«Los niños aprenden cómo aprender solos»

Darío Mora sigue fichando todos los días a las 8.45 horas. Continúa metiendo decenas de ejercicios y fichas de sus niños en carpetas. Aún tiene a sus espaldas una pizarra desde la que explicar y enseñar a los escolares. Pero desde hace unos días no sale de casa, como millones de personas en toda España, y tiene a sus 25 alumnos a kilómetros de distancia. Él es uno de los algo más de 70.000 profesores de la Comunitat que tras las ‘vacaciones’ de Fallas encara el reto de una inédita ‘vuelta al cole’: salvar la distancia con decenas de familias, sometidas al confinamiento, y llegar a sus pupilos salvando en muchos casos el escalón tecnológico.

«Creo que tengo una gran formación en nuevas tecnologías y me enfrento a estos días preparado, pero no todos los docentes están listos para ello, hay muchos que son de otra generación y se tienen que poner al día a la carrera. Estos días son un desafío», reconoce desde su hogar este maestro de 32 años, nacido en Mallorca, valenciano de adopción «de toda la vida» y tutor de un curso de segundo de Primaria en el colegio San Pedro Pascual de Valencia.

Él es uno de esos profesionales que durante el confinamiento sigue al pie del cañón para que la rueda de la sociedad no pare. A las 8.45 ficha «por internet», hasta las 12.35. En esa franja se pone a disposición de los padres, para atender sus dudas por mail. Por la tarde, de 15h a 17 horas, es el turno del «Google Meet o whatsapp, con reuniones de los tutores y coordinación para ver cómo va todo». No son pocas las consultas paternas. «Me abruma la cantidad de mensajes de agradecimiento», confiesa. Aunque también hay familias que ruegan que estos días descienda la carga de deberes. «Nos reclaman que mandemos menos tareas, pero es que los temarios hay que cumplirlos, y desde la Generalitat nos aprietan para que los contenidos curriculares se desarrollen, tenemos que seguir». Darío Mora es consciente de la enorme parte de entrega que estos días supone para las familias y la enorme proporción que su implicación tiene para que la ecuación sea un éxito. «Muchas me piden consejo sobre cómo lograr que sus hijos hagan sus tareas de manera autónoma, porque muchos padres están con teletrabajo».

«Muchos padres piden que pongamos menos deberes, pero Educación nos marca seguir avanzando»

El docente reconoce que no es tarea fácil. «El trabajo presencial en la aulas es insustituible». Y lanza en un párrafo una lección magistral de las luces y sombras de esto de la enseñanza a distancia: «Los niños van a reforzar una competencia clave: cómo aprender a aprender solos. Se les enseña a hacer una tarea a distancia, pero son ellos los que tienen que sacarla… con ayuda de los papás, depende de la edad, claro. Eso está bien, pero hay siete competencias curriculares y algunas a distancia no se pueden desarrollar; la social, cívica o ciudadana es muy difícil trabajarlas on line. Competencias como la matemática, podemos dar tareas, pero la labor en el aula, con preguntas, a veces simplemente dejando al alumno solo, ese trabajo queda suspendido y a expensas de lo que pueda hacer cada familia en casa. Esa es la principal carencia del confinamiento: podemos hacer un seguimiento de los alumnos, pero es complejo trabajar igual con ellos».

En la red pública, los primeros días han arrancado con problemas en la plataforma educativa y muchas molestas familias. Las herramientas del colegio de Darío están respondiendo. «Al final todo queda en manos de la tecnología, además de los esfuerzos de las familias».

Nadie pone en duda que la suspensión de las clases en toda España era una medida ineludible. Su centro educativo reforzó las medidas de limpieza, de higiene de los niños e incluso se les separó hasta un metro en las aulas antes de llegar el confinamiento. Pero la tensión, como en todos los colegios, era evidente las últimas semanas lectivas. «Muchas familias dejaron de traer a sus hijos. Al final uno acaba viendo virus en cada tos y cada estornudo, es inevitable». Aunque no duda en mandar un mensaje de tranquilidad a padres y alumnos. «Igual que ante el coronavirus, todos unidos, el curso va a terminar bien».

Darío Mora

  • Profesión: Profesor Primaria
  • Edad: 32 años
  • Nacimiento: Mallorca
  • Reflexión: «Unidos colegio y familias, todo va a salir bien»

Leave a Reply