Alzira aplaza el pago de impuestos e inicia hoy el reparto de comida a domicilio

Los ayuntamientos continúan aprobando medidas para ayudar a la ciudadanía ante la situación de crisis sanitaria y su derivada económica. En Alzira, el consistorio suma dos nuevas acciones a las anunciadas con anterioridad, como es el aplazamiento del primer pago del IBI domiciliario hasta el mes de mayo y el de la tasa de mercadillo de los miércoles «hasta nueva orden».

«La prioridad de este equipo de gobierno siempre han sido las personas. Ahora, con más motivo, y siendo conscientes de la excepcionalidad, hemos decidido ampliar los plazos de pago de los tributos en beneficio de los contribuyentes», explicó el concejal de Hacienda, Contratación y Función Pública, Albert Furió.

Estas medidas se suman a las adoptadas en días atrás como la prórroga del periodo voluntario de pago del IBI urbano y del aplazamiento de la nueva ordenanza de ocupación de la vía pública. Sobre las propuestas que el pasado lunes lanzaban al consistorio desde la Asociación Empresarial, el consistorio no ha comentado nada. Eso sí, el departamento de Comercio del Ayuntamiento alcireño, a través de Idea, ha iniciado una campaña en coordinación con el comercio local de alimentación, para el servicio de reparto a domicilio, que se inicia este miércoles. Los establecimientos adheridos se darán a conocer a través de las redes sociales del ayuntamiento, para la que desde la Agencia para el Fomento de la Innovación Comercial (Afic) se ha diseñado una imagen para la campaña.

En Carcaixent también quieren estar al lado de quienes más lo necesitan y ha creado un servicio de compra de medicamentos y comida para quienes más lo necesitan. Se puede llamar al departamento de Servicios Sociales, a la Policía Local o al móvil de Protección Civil 636044935.

Por su parte, el Ayuntamiento de El Perelló ha ido más allá y no aplaza, sino que ha decidido suspender «cautelarmente durante todo 2020», la aplicación de la ordenanza fiscal referente a la ocupación de la vía pública para establecimientos de hostelería y restauración, «hasta la adopción de nuevas medidas que se puedan acordar dependiendo de la duración de esta situación de emergencia sanitaria».

El alcalde de esta entidad local menor, Juan Botella, subrayó la necesidad de adoptar medidas «inmediatas y eficaces» para hacer frente esta situación excepcional y mostrar así su apoyo «a todos los negocios dedicados a la hostelería que se han visto obligados a permanecer inactivos».

Quejas sindicales

Los representantes sindicales de CC.OO. en el Hospital de la Ribera denuncian que los contagios de profesionales se deben a «la falta de información, de protección y medidas de actuación. Hace falta una coordinación real de todos los servicios y de todos los profesionales. Está en nuestras manos estar preparados para que las condiciones laborales y de atender a los pacientes sean las óptimas para no saturar la sanidad pública». Pese a que ha llegado «un poco de material», los profesionales señalan que es necesario todavía más para evitar contagios.

Unos contagios dentro del sector sanitario que CC.OO. ha asegurado no se ha informado a los trabajadores del Hospital de la Ribera ni de las medidas que se están llevando a cabo. « Vamos enterándonos conforme van implantando las medidas, sin ninguna negociación ni información previas», lamentaron.

Asimismo, la gran mayoría de municipios, con ejemplos como Massalavés, Carlet, Alzira, Benifaió o Almussafes entre otros muchos, continúan efectuando tareas de desinfección en sus calles para evitar la expansión del virus. En esta labor están colaborando colectivos como los agricultores de Cullera.

Leave a Reply