«En las luces de las casas percibo esperanza»

El pintor valenciano Luis Lonjedo se mantiene en su casa en este periodo de confinamiento. No sólo observa por la ventana, sino que pinta lo que. El resultado: el cuadro ‘Bona nit, València’. Se trata de una obra en acrílico sobre lienzo, de tamaño pequeño, que reproduce lo que el autor mira desde su hogar. «Veo mi patio de la manzana en la calle Conde Salvatierra, con las luces encendidas de las casas. En ellas, sigo percibiendo ilusión y esperanza», cuenta Lonjedo tras jornadas de reclusión por el estado de alarma.

Estos días, relata, está acompañado. «Lo estoy viviéndolo en familia», afirma. Casado y con dos hijos, también tiene un perro. «Intentamos darle sentido a esta situación con una actitud positiva. Compartir este tiempo es una buena oportunidad para disfrutar de la vida familiar», narra sobre su propia experiencia.

Durante los días de cuarentena, el creador mantiene su gran pasión: el arte. «No he dejado de pintar, aunque haya reducido los formatos», asegura. De ahí que su homenaje en forma de lienzo a la ciudad tenga unas medidas de apenas 30 por 21 centímetros.

Luis Lonjedo tiene muy claro que todos tenemos que permanecer en nuestras viviendas todo este tiempo. «Debemos quedarnos en casa para frenar la propagación del virus y evitar la saturación en nuestros hospitales», concluye el ilustrador, que escucha las canciones de Nacho Pereda durante su encierro domicilario.

Leave a Reply