Barcala convoca el pleno para aprobar los presupuestos

El bipartito que gobierna en el ayuntamiento de Alicante -PP y Cs- ha decidido seguir la tramitación de los presupuestos municipales para este 2020 y llevarlos en primera instancia a una comisión de Hacienda que se celebraría mañana miércoles y después a un pleno extraordinario convocado para el próximo lunes que se celebrará de forma telemática.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha decidido continuar con los trámites, que se encontraban en fase de presentación de enmiendas, tras recibir un informe elaborado por la Oficina Presupuestaria del Ayuntamiento de Alicante en el que se aconseja esta opción como la mejor entre todas las que se han contemplado.

Según un comunicado del consistorio, ha pesado en la decisión que la prórroga de las cuentas de 2019 se traduciría en una disminución de ingresos de 5,6 millones de euros en unas circunstancias en las que va a necesitar toda la capacidad de gasto para afrontar la situación creada por la expansión del coronavirus.

También se ha sopesado la pérdida de las inversiones, entre ellas el importante paquete previsto para las actuaciones integradas dentro de Edusi, lo que se traduciría en una paralización de las mismas y en el bloqueo todas las posibilidades del Ayuntamiento para ayudar en la recuperación económica y en la creación de los puestos de trabajo que estas actuaciones debían suponer.

Otro de los riesgos que se corría con la prórroga de los presupuestos de 2019 es el bloqueo de todas las nuevas contratas que preveían las cuentas de 2020 y la inviabilidad de las mejoras que se han establecidos en otras ya adjudicadas, como es el caso del mantenimiento de parques y jardines.

El alcalde, que comunicó su decisión a los portavoces del resto de grupos políticos en una junta celebrada a última hora de ayer, se comprometió a que, ya que las cuentas de 2020 se elaboraron antes de desatarse esta crisis, destinará prioritariamente el remanente de tesorería de la liquidación de los presupuestos de 2019 a financiar todas las actuaciones que sean necesarias para frenar la pandemia, dentro del ámbito de las competencias municipales. De esta manera, se sostendrán las políticas sociales que ya se han implementado y las que se puedan activar en un futuro y para incentivar la recuperación económica de la capital de la provincia. El bipartito, que gobierna en minoría en Alicante, sólo necesitaría la abstención de un edil de la oposición para aprobar las cuentas.

Leave a Reply