Xàbia solo permitirá obras y trabajos de mantenimiento en horario de mañana durante el estado de alarma

El coronavirus ha puesto en jaque al sector de la construcción en Xàbia. El gobierno local ha emitido un bando con el que se reduce el horario de trabajo a los profesionales del sector de la construcción y afines, además de recordarles que, en caso de no cumplir esta restricción o las medidas sanitarias obligatorias durante el periodo de alarma, serán sancionados y sus actividades paralizadas inmediatamente.

La orden municipal también deja claro que las actividades de este sector (fontanería, electricidad, cristalería, carpintería, entre otros) que hayan de desempeñar su trabajo en casas habitadas, solo están autorizadas a realizar reparaciones o trabajos de urgencia. Y que los que se encargan del mantenimiento de jardines o piscinas deben ceñirse únicamente a los necesarios para mantener la higiene y salubridad.

A partir de la entrada en vigor de este bando -este martes 24 de marzo – en Xàbia solo se podrá trabajar de 8 a 15 horas, estando totalmente prohibido realizar turnos de tarde. Con este horario reducido se pretende evitar dobles desplazamientos y facilitar la tarea de control que están efectuando Guardia Civil y Policía Local relacionados con la inspección de cualquier actividad laboral para comprobar que se cumple de manera escrupulosa con las medidas de seguridad y protección de los propios trabajadores frente al virus.

Las fuerzas de seguridad también seguirán velando por el cumplimiento del confinamiento domiciliario obligatorio para toda la población e imponiendo sanciones a los que lo quebranten sin causa de primera necesidad.

“La Guardia Civil y la Policía Local están haciendo un gran esfuerzo para protegernos, por hacer cumplir aquello que dice el decreto y recurriendo, cuando es preciso, a la imposición de sanciones que van de los 601 hasta los 30.000 euros” ha señalado.

En esta comunicación del alcalde también se refleja la situación desbordada que se está viviendo en los puntos verdes por el uso irresponsable de algunos ciudadanos, “un incivismo de unos pocos que puede poner en peligro la salud de todos” valora. Es por ello que el responsable municipal ha hecho un recordatorio que la sanción por dejar los residuos fuera de los contenedores o dejar enseres no permitidos puede llegar a ser de hasta 750 euros.

Esta y otras medidas han sido debatidas por el gobierno local en una de constantes reuniones a través de canales virtuales que mantienen los concejales desde el inicio de esta situación. El alcalde también ha informado siguiendo el mismo sistema a los portavoces de todos los partidos.

Leave a Reply