María Vicenta Gil, quiosquera de Valencia: «Se ha notado un aumento en la venta de prensa»

«Hui no n’hi ha taronges?» «Si no ens deixen agafar el cotxe per a anar a per ellas!». Este diálogo entre una de las clientes habituales de María Vicenta Gil, que tiene el quiosco en la esquina de las calles Palleter y Cuenca, en el corazón de Arrancapins, desvela varias cosas. Primero, que la vida sigue para todos, incluso para los clientes de este puesto de venta de periódicos y revistas que, de vez en cuando, ofrece naranjas y mandarinas de su campo, muy apreciadas por los vecinos. Y segundo, que la vida ha cambiado para todos. Incluso para los quioscos, que han comenzado a reinventarse.

«He empezado a llevar los periódicos a casa de los clientes. Se los dejo en el ascensor y así ellos no tienen ni que salir de casa ni tener contacto con nadie más», explica Gil. «He decidido seguir abierta por responsabilidad y también porque si podemos hacer un negocio, más vale eso que quedarnos en casa», comenta la quiosquera, que ha detectado cierto aumento en la venta de prensa. Los vecinos acuden a comprar LAS PROVINCIAS debido a que el quiosco se encuentra frente a un supermercado muy transitado estos días.

Leave a Reply