Sánchez anuncia que «llega la ola más dura» pero no dicta nuevas medidas

Pedro Sánchez se dirigió anoche a la nación para anunciar que «la ola más dura, la más dañina» de la epidemia llegará la próxima semana y «pondrá al límite» las capacidades del país para aguantar el embate. Una semana después de decretar el estado de alarma, dibujó un retrato pesimista de lo que se viene encima, pero no anunció nuevas medidas en lo que refiere al confinamiento de la población ni en otros aspectos preventivos.

El presidente del Gobierno no se anduvo con paños calientes en un largo mensaje de más de 40 minutos para describir la situación aunque evitó ordenar restricciones adicionales para la población porque España ha adoptado «las medidas más drásticas de Europa y el mundo» para hacer frente a la pandemia del coronavirus, que ayer disparó todas las cifras negativas. Pero con ser duro todo lo vivido esta semana, «lo peor» está por llegar, y lo hará la próxima semana porque van a repuntar las cifras de contagiados y fallecidos.

El anuncio del nuevo mensaje del presidente del Gobierno disparó las expectativas de la adopción de nuevas medidas, como el cierre absoluto de Madrid, que no lo ordenó aunque cuando reconoció que la situación es más grave en Madrid, Cataluña y País Vasco pareció que iba a hacerlo. Tampoco anunció más disposiciones para limitar más los movimientos de los ciudadanos. Pero nada de eso se produjo. Defendió su gestión de la crisis, alabó la labor de los sanitarios, de las Fuerzas Armadas, de la Policía, Guardia Civil y, sobre todo, agotó el catálogo de agradecimientos a los ciudadanos por su disciplina en el confinamiento. «La respuesta ha sido modélica, conmovedora, esperanzadora, muy positiva».

Leave a Reply