Paralización de juicios y declaraciones y suspensión de plazos procesales

El reloj de la Justicia se ha detenido. Las consecuencias más relevantes son la suspensión de los juicios -salvo aquellos que se consideran urgentes porque afectan a una persona privada de libertad- y todo el proceso de investigación queda ahora en suspenso. Los plazos, para la presentación de recursos o informes, se interrumpieron desde el mismo día que se decretó esta situación excepcional. Esta semana la suspensión de juicios no ha sido excesiva porque los días de Fallas los órganos judiciales no suelen señalar muchas vistas ante las elevadas posibilidades de que falle algún testigo. Pero, en los próximos días los juicios anulados se contarán ya por cientos. Sólo se mantienen las actuaciones urgentes e inaplazables, entre ellas las del juzgado de guardia, como declaraciones de detenidos y comparecencias de prisión.

Leave a Reply