Las obras del Ciutat se reanudan mañana y deberán reajustar sus plazos

Sin el balón rodando debido a la crisis sanitaria, la mayor preocupación del Levante pasa por las obras del estadio. El club tenía medidos los plazos para que el modernizado Ciutat de València estuviera listo para la cuarta jornada de la próxima temporada. Ahora, a causa de la paralización de la Liga, la constructora se verá obligada a adaptarse al calendario de partidos que acabe instaurándose. En cualquier caso, las máquinas no se detienen. Los operarios volverán mañana al trabajo en Orriols después de una semana de paréntesis. Este descanso, que estaba previsto por la celebración de las Fallas, se mantuvo pese a la suspensión de las fiestas.

La directiva del Levante asegura que las obras del estadio se retomarán hoy con normalidad. Durante los últimos días, el presidente azulgrana, Quico Catalán, ha permanecido en contacto directo con los responsables de la actual fase de remodelación, que fue adjudicada a la empresa Grupo Bertolín. El club va a destinar 17 millones de euros a la instalación de una moderna cubierta para todo el graderío del Ciutat, un sistema de iluminación y megafonía de cinco estrellas y dos videomarcadores.

En estos momentos, el gran objetivo del Levante consiste en reajustar los plazos de la reforma para evitar un revés en forma de retraso. Cabe recordar que la entidad azulgrana solicitó a la Liga un permiso para disputar las tres primeras jornadas de la temporada que viene fuera de casa, ya que la idea es que las obras de Orriols queden concluidas a lo largo de septiembre.

Antes de que estallara la crisis por el coronavirus, la idea del Levante era aprovechar el parón de finales de este mes para desmontar la antigua cubierta del campo. En cambio, ahora la Liga está detenida y no podrá concluir el 24 de mayo. Si se reanuda, la competición ocupará junio. Algo que altera el guión de la reforma.

Leave a Reply