Las esperas para pasar por el quirófano o acudir al especialista se eternizarán

La atención a enfermos de Covid-19 y las tareas de higiene y prevención emprendidas para evitar nuevos contagios centran el esfuerzo de los profesionales, por lo que todas aquellas actividades no urgentes han quedado paralizadas. La Conselleria de Sanidad emitió hace unos días una instrucción en la que decreta que no se llevará a cabo ninguna intervención quirúrgica, salvo para «aquellas condiciones que amenacen la vida». Esto implicará, a corto plazo, que se vuelvan a disparar las listas de espera para pasar por quirófano por lo que los pacientes, al fin y al cabo los más afectados, volverán a posponer la operación que llevan meses esperando. Algo parecido ocurre en la consultas de los médicos especialistas, puesto que han quedado paralizadas todas las pruebas diagnósticas que no sean imprescindibles. Estos pacientes sufrirán nuevas esperas para, por fin, contar con un diagnóstico y el consiguiente tratamiento para corregir su dolencia. En el ámbito de la traumatología, por ejemplo, también han quedado suspendidas las terapias de rehabilitación, lo que ralentizará la recuperación.

Leave a Reply