Casi 3.000 millones para liquidez contra los 223 del Gobierno para atender la enfermedad

valencia. El Gobierno valenciano y el Ejecutivo central han vuelto a hacer visibles esta semana sus discrepancias respecto a las medidas dirigidas a financiar a las CCAA. El pasado miércoles el Ministerio de Hacienda comunicaba a las Comunidades Autónomas que abonaría el primer pago de la actualización de las entregas a cuenta del año 2020 a partir del próximo lunes. Es decir, el incremento del dinero que debe de llegar por el sistema de financiación.

En el caso de la Comunitat Valenciana, un total de 223 millones de euros, a recibir en dos plazos: la mitad este mes de marzo y la otra mitad a partir de la segunda quincena de abril.

El departamento que dirige María Jesús Montero decía cumplir así con lo establecido en el Real Decreto-ley por el que se adoptaban medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 12 de marzo. En el comunicado en el que se informaba de la decisión se podía leer con claridad que la medida iba dirigida a combatir el coronavirus. Unas horas antes, Montero así se lo había trasladado, por videoconferencia, a los responsables de Hacienda de todas las CCAA.

El Gobierno rechaza abonar antes del 31 de marzo el 75% del extraFLA que reclama la conselleria de Hacienda

¿Qué son 223 millones de euros para el Gobierno valenciano? Calderilla. Sin ser tan franco, así lo vino a constatar el conseller de Hacienda, Vicent Soler, que, un día después de la reunión con la ministra vino a calificar de «totalmente insuficiente» la cifra anunciada. Soler anunció que el Consell seguiría reclamando «la necesidad de anticipar antes del 31 de marzo el 75 % del extraFLA», así como el pago adelantado de la liquidación de 2018.

Ese adelanto, explicó, debería incluir, al menos, la parte correspondiente a la infrafinanciación (1.400 millones de euros) y la derivada del impacto por el cambio de sistema de información del IVA (226 millones), así como el FLA ordinario incluyendo la desviación del objetivo de déficit autorizado para 2020, señaló en un comunicado la conselleria de Hacienda. Sin entrar en detalles, una cifra global que podría alcanzar los 3.000 millones de euros. Un día después, no obstante, el conseller valoró la reacción del Gobierno con las medidas adoptadas

¿Cuál es el matiz entreb lo que pide el Consell y lo que ofrece el Gobierno? Lo que el ministerio de Hacienda hizo fue anunciar una inyección de fondos vinculados a la crisis del coronavirus. Soler, en cambio, aprovechó la coyuntura para volver a hacer evidente el estado de colapso de las cuentas autonómicas. Una situación dramática, sin duda, pero no vinculada al COVID-19, sino a lo que el Consell explicita con el concepto de infrafinanciación y que, en definitiva, hace referencia a que los gastos anuales de la administración autonómica superan con mucho a los ingresos.

El viernes pasado, el Gobierno anunció la asignación a las autonomías para el segundo trimestre del año 2.365,75 millones de euros con cargo al Fondo de Financiación de las Comunidades Autónomas, de los que 338,51 corresponden a la Comunitat Valenciana.

Leave a Reply